lunes, 23 de diciembre de 2013

At.Madrid 2-1 Sant Andreu; At. Madrid 3-2 Levante (Copa+J17) - Ganar, ganar y ganar

Se está convirtiendo en una extraña costumbre, no que el Atleti gane, no, sino que mis posts sean de dos partidos en vez de uno solo. Esto se presta más a trucos de guion y giros inesperados. Aunque difícil será si se continúa esta dinámica, en la que el equipo hace homenaje una y otra vez a la mítica frase de Don Luis Aragonés, que hace poco "anunciaba su retirada" de los banquillos. El partido de vuelta de Copa apenas tenía ingredientes para dar de qué hablar, sin embargo tengo más que contar de él (lo vi hasta en tres puntos distintos) que del encuentro ante el Levante del sábado. Encima de escribir el doble lo hago cada vez más tarde, y no por falta de ganas, o por hacer retoques innecesarios, sino porque no tengo un puto minuto. Supongo que eso es bueno...


Muchos cambios, como era de esperar, en el partido de vuelta de Copa. El trabajo bien hecho en la ida hacía que se viera algo tan atractivo como al Cebolla Rodríguez de capitán (de los que más cojones le echó, para variar), o a Guilavogui mostrando que confianza y fuerza no le faltan. Muchos cambios y a priori nada hacía presagiar que el equipo catalán se adelantara en una falta con barrera de juveniles. De ahí al final, juego atolondrado pero con infinidad de ocasiones. Incluso Adrián celebró su renovación fallando un penalty. A pesar de las críticas, Óliver hizo varias jugadas de crack, y cuando sepa no complicarse innecesariamente será nuestro faro. En el segundo tiempo, conforme de acercaba el final, comenzó a no importarme la posible derrota. Pero, como bien me hacía ver otro sabio menos conocido: ¿acaso eso no mostraría a los rivales que es más fácil ganar en el Calderón de lo que parece? Sonará a perogrullada, pero importante ganar siempre, para no indicar debilidad. Nunca. Salió Gabi, se rompió el cántaro, y comenzó a cambiar el marcador. Afortunadamente ya se gana hasta "sin querer", y tras el empate del canario del filial Héctor (gran apertura de Insúa), que celebró el gol parecido a como yo lo hubiera hecho si fuera él,  Toby Alderweireld en el descuento dejó a los del superviviente Patxi Salinas sin siquiera el premio de no perder.
Al final, tras esta criba con formato inaccesible para los pequeños, solo el Alcorcón y el Racing han pasado a octavos de Copa sin ser de Primera. Bravo por ellos y por nuestro eliminado rival. En la siguiente ronda, una eliminatoria que no me gusta un pelo, contra un Valencia que cambia de entrenador, con el plus de intensidad que eso conlleva. Difícil, pero no imposible, repetir la gesta del año pasado. No tiremos la Copa. Habrá que seguir ganando títulos en 2014, como pide nuestro capitán, para que cada vez haya más niños del "teti", como mi sobrino-nieto dice:


Tras el trámite de Copa, volvía la liga en el cuarto partido consecutivo disputado en el Calderón. De nuevo un rival valenciano, un equipo aguerrido como el Levante de Caparrós. Los blaugranas, ayer de gris marengo, fueron más molestos que el ruido de una correa desabrochada, y fueron más difíciles de tumbar que el Gordo Master. En este duelo volví a revivir esa sensación perdida de escuchar por la radio el partido. Me dio un vuelco cuando oí que Barral "casi hacía el segundo" nada más arrancar. Menos mal que cada vez con menos ocasiones este equipo hace daño. Godín, un gran llegador de cabeza, hacía el empate. Ya comiendo como mandan los "canelones", Diego Costa hacía el segundo. Pequé de confiado y creía que todo estaba hecho. Una polla. Empate de Pedro Ríos, un jugón por lo poco que conozco de él. Nótense los fallos en ambos goles del equipo granota. Cosas totalmente fuera de lo común. Ojalá el descanso de Navidad venga bien en este aspecto. Pero antes de ello, penalty provocado por un gran Juanfran (el nuestro, no el del Levante), y gol de Diegol de nuevo. Con un par de cojones sigue lanzándolos a pesar de su flojo porcentaje. No sin suspense llegó la última victoria del año al Manzanares. Un Atleti de récord, digno de admirar siempre. Quién sabe si este exitoso 2013 no se repetirá nunca. No fue el mejor partido, quizá nos favoreció el árbitro, pero ¿acaso no ganan los otros grandes a regañadientes y sin merecerlo muchas veces? Estas victorias son incluso más meritorias y anímicas. Parecen fáciles, pero que le pregunten al bueno de Ronaldinho por el Inter de Porto Alegre o el Raja Casablanca, que le han privado en dos ocasiones de ganar el Mundial de Clubes...


Las palabras de alabanza de alguien tan non grato como Joaquín Caparrós son el segundo mejor premio tras este triunfo. Porque ganar (sin malas artes) es lo más importante, no jodamos. Si no que os lo vuelva a decir el sabio:


Ni feliz Navidad ni falsedades por el estilo, pero el año que viene seguiré, "gane gane y gane" o "pierda pierda y pierda" mi equipo, hasta llegar a Mordor una vez más. Por cierto niños: el Espíritu Santo es el Cholo Simeone, Papa Noel es del Atleti y los Reyes son Gabi, Arda y Miranda. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

At. Madrid 3-0 Valencia (J16) - Creer hasta vencer

Una vez más este equipo me gana en convicción, tanto a mí como a su rival de turno. Esta vez costó mucho más de lo habitual. Hasta el segundo tiempo (a saber lo que les dijo Simeone a "los muchachos"), no se tradujo en ocasiones el trabajo hasta entonces. Fue además desde el individualismo, no desde una jugada en equipo, la acción que supuso el primer tanto. Diego Costa, en un estado dulcísimo, convirtió al defensor valencianista en un cadete para meter el primero. Poco después RG8 de nuevo besa el santo nada más entrar al campo para terminar de noquear al equipo ché, que siempre que viene al Calderón me impone más respeto que otros. Pronto se vio que venían a por el 0-0 y el inicio sin complejos pronto fue extinguido por los nuestros. Primera vez que les ganamos en liga en la era Simeone, aunque siempre recordaremos esa noche mágica en semis de Europa League. Pero Diego Costa no tenía suficiente, nunca tiene. Así que provocó un penalty, que le detuvo un experto en estos lances como Diego Alves. Eso enfureció más al hispano-brasileño que poco después volvía a entrar en tromba al área para ser nuevamente derribado. "Dieeeeeego Dieeeeeeego", decían los aficionados para que Costa volviera a desafiar al portero; "El ocho!, el ocho!", decía Simeone para que lo lanzara Raúl. Pero al final fue El Lagarto el que lo metió: por el mismo lado, pero corrigiendo la altura del anterior. IMPOSIBLE para Alves. No dudo de que habrá jugadores con más calidad que Costa, pero su creencia en sí mismo supera cualquier impedimento. Eso es extrapolable a la totalidad del actual Atlético de Madrid. Tan solo tienen que ver la última jugada, con todos subiendo a rematar y el Cholo pidiendo un gol más para ponernos líderes en solitario. Eso no se paga con nada.


Thanks Ujfa!

No quiero cerrar este garabato carente de inspiración por exceso de trabajo sin homenajear humildemente a Tomas Ujfalusi, que tras anunciar su retirada presenció el partido in situ. El checo defendió con gallardía la elástica colchonera, y de bien nacidos es ser agradecidos. Un tío que con su rarezas me caía de puta madre y que ganó con nostros una Europa League y una Supercopa en la época inmediata a la maravillosa actual. Ujfa: un rinoceronte rojiblanco, uno de los nuestros, un tío grande, al que además tuve la suerte de ver en directo.

Respecto

Champions Alert!

Justo antes de rubricar mi crónica, ya sabemos nuestro rival en Champions: el AC Milan. Todos hablan de suerte. Suerte los cojones. Podemos ganarles por supuesto, pero un equipo como ese habiendo otros como el Schalke, o el Olympiakos, con todo respeto para ellos, no es suerte. Las palabras sacadas de contexto del bueno de Muntari le dan más aliciente al partido para la prensa rosa, pero nuestro capitán ya salió al quite. Solo espero no tener que guardar en el baúl de los recuerdos mi camiseta falsa y mi chaqueta de chándal con gorro del equipo rossonero. De aquí al partido inmediatamente anterior, olvidémonos de ellos. "Partido a partido", ese es nuestro credo.




jueves, 12 de diciembre de 2013

Sant Andreu 0-4 At. Madrid 2-0 FC Porto (Copa+CL) - Trilema

Hace tiempo, un profesor de Educación Física, actual entrenador del Balonmano Torcal Antequera, nos dijo en clase algo así como: "En balonmano es imposible que un equipo de Segunda B o Segunda le gane a otro de primera, en el fútbol pasa eso porque se tocan los cojones". Si bien a este buen hombre no le falta razón, no es menos cierto que el fútbol tiene un componente azaroso del que ya hemos hablado aquí en otras ocasiones. El Atleti del Cholo lo sabe, y salió a Sant Andreu sin titubeos. No ví el partido pero seguí su desarrollo desde Extremadura, la tierra de Óliver Torres. Quizá por eso, cuando por las plazas antiguas veía a un chavalillo con un balón, me imaginaba a nuestro canterano haciendo lo mismo de niño. Desde Extremadura, zona con fama de rojiblanca, me di cuenta una vez más de que el Atleti también hace los deberes sin que yo me siente delante del portátil o la tele a verlo. El club quatribarrat, que se curró un anuncio muy copero en plan presidente del Córdoba, no pudo ni soñar con tener contra las cuerdas a los nuestros. Mención especial a la obra de arte de Arda Turan, con la ayuda inestimable de Raúl García. Aprovecho por último, en lo que a este encuentro se refiere, para lamentarme una vez más del penoso formato de esta competición, tanto por su sorteo trucado de grandes contra pequeños como por su modo de eliminatorias a doble partido desde el inicio. Eso sin hablar ya de la aberración de conocer tu cuadro de antemano, lo que adultera la competición. Aunque no dudo que el Atlético actual irá a darlo todo sea quien sea el rival. Para eso somos los vigentes campeones de España.


Y así llegó el martes, última jornada de fase de grupos, sin más preocupación que la de dejar una imagen digna de este equipo, sin calculadoras de por medio, porque la primera plaza estaba atada desde hacía ya dos partidos. De nuevo once con novedades, pero el grado de compromiso es tal que eso apenas se nota. Eso sí, el Porto tuvo sus ocasiones en un partido muy correcalles con un árbitro de gatillo fácil. Lo que es el fútbol, tras fallar un penalty (me alegro por Aranzubía, con tilde en la 'i' comentarista!!!) e infinidad de palos, el Atleti marcó un auténtico golazo que golpeó en la madera pero se coló dentro. El locutor decía que fue fallo de Helton, pero creo que era muy difícil de parar. Otras veces la diosa puntería no estará de nuestro lado, pero lo que es de Don Raúl García, casi siempre lo estará. Qué oportunismo para el gol, madre mía... Hasta oí cánticos coreando su nombre en pleno partido. Se lo merece este currante nato: un puto máquina. Más tarde, Diego Costa, que reclamaba presión a los suyos como si de una final se tratara, y muy bien que hace, anotó también tras marrar antes una ocasión de las que no suele fallar. O mejor dicho, de las que suele fallar, para luego no fallar bajo ningún concepto la siguiente.4 goles en 194 minutejos en Champions, lo mismo de no haber estado sancionado los dos primeros partidos habría disputado el récord de goles a Cristiano, de hecho, su media en cuanto a minutos es mejor. Una vez más, las comparaciones son odiosas.


No fue un partido de los que estamos acostumbrados últimamente, ni debía ser así. Pero sea como fuere el Atlético ha terminado esta fase de forma impecable, con cinco triunfos y un empate. Eliminando de paso a un equipo que nos apeó en las dos últimas ediciones que disputamos. No soy muy vengativo, pero es una especie de espinita que se quita uno... Eso sí, respeto para los portugueses, que en lo que me concierne me trataron muy amablemente en mi avería de coche en Elvas (justo al lado de Badajoz).

Nos vengamos de los Dragones (Pza. San Jorge en Cáceres)
Y ya que estamos cerca del sorteo, del de la Champions, no el anunciado por el gran Raphael, no tengo preferencias. Por ejemplo el Austria de Viena, una supuesta cenicienta, goleó a un Zenit que se jugaba la clasificación. En Champions cualquier rival te pinta la cara, y seguro que si digo que prefiero algún rival, o bien no nos toca, o bien nos toca y nos elimina. Pero es innegable que un duelo versus Agüero and company tendría su morbo. En cuanto a la plantilla, los menos habituales han disfrutado de minutos valiosísimos, y por fin ha actuado ese fondo de armario que tanto pedíamos para no quemar a los titulares. Especialmente, Óliver ha gozado de la titularidad en los dos. En el primero, por lo que se ve, no estuvo fino, y ante el Porto no fue nada del otro mundo, aunque se le notaba aguijoneado por las palabras del Cholo, exigiéndole más, y una asistencia que se sacó de las botas como el que no quiere la cosa. Paciencia, que muy mal se tiene que dar para no tener a un gran jugador para largo. Así que el mejor de esta dupla de partidos, nuestro entrenador, nuestro Madiba personal, Simeone. Precisamente por estas fechas hace tres años, me encontraba leyendo "El factor humano", de John Carlin, el libro que inspiró la película Invictus. Actualmente tengo la misma presión en los testículos que entonces, pero distintos ítems en mi inventario mental. 


El Atleti tiene tres competiciones para soñar, bendito trilema, no como el mío.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Elche CF 0-2 At. Madrid (J15) - Parecidos irracionales

Nueva y trabajada victoria, para no variar, en la vuelta a Elche del Atlético de Madrid. Tenía ganas de que llegase este partido tras las dos derrotas, una de ellas por 5-1, que sufrimos en los años en el infierno. Sin duda estará apuntada por alguna libreta de las que tenía, con partidos y resultados haciendo cábalas para el ascenso. Esas cosas no tan agradables hacen que disfrute hoy más del reverdecer de laureles de mi equipo. No ganábamos allí desde hacía 25 años, cuando unos tales Baltazar, Manolo y Paulo Futre certificaron un 1-3 en la última  temporada de los ilicitanos en Primera. Ha vuelto un clásico de la máxima categoría y que los jóvenes y no tan jóvenes ya, no habíamos visto en ella hasta ahora. Todo pasa y todo queda. En la previa, el bueno de Fran Escribá, ayudante de Quique en su etapa rojiblanca, nos definía como un "hermano mayor". Siguen los halagos hacia este equipazo que es el Atleti del Cholo (lo digo ahora y cuando lleguen las vacas flacas). Un equipo parecido al nuestro es lo peor que nos puede pasar, porque la forma de jugar e interpretar el fútbol de este EQUIPO es sublime, sin apenas florituras, pero sublime. Lo de hermano mayor iba en serio, pero en realidad lo fue el Elche. Al igual que esos energúmenos del programa de televisión a los que ostiaría sin compasión, los franjiverdes trataron de hacerle la vida imposible a nuestro Atleti, que lejos de terapias de choque, fue el padre que les suelta dos leches y les deja sin videoconsola y sin dinero pa los porros. 

Ya en la primera parte, Gabi en un córner digno del diseño de un arquitecto técnico y luego Diego Costa, nos enseñaron que la pizarra del Mono Burgos sigue en forma y que el portero del Elche podía ser una mina de bauxita de Sierra Leona para los nuestros. Hablando de franjas, yo solo vi, desde mi antigua azotea, la de los veinte minutos que contuvieron los respectivos hachazos rojiblancos. Antes, conduciendo y por radio, ya había constatado lo grande que es la afición colchonera, a la que se le oía muy mucho en un estadio que debió ser una auténtica barbacoa, en gran parte gracias a los locos cuerdos desperdigados por el mundo y que llevaron los colores de Wally a Elx. 


Mi azotea... presente en infinitos partidos y que ha sido reconquistada silenciosamente por mi padre y sus pinturas. Ya lejos de ella, me dio coraje no haber tomado una cutrefoto de las mías del sitio donde veo el partido. Pero me quedo tranquilo mostrándola más abajo como era años ha, porque solo ha cambiado por fuera, por dentro siempre será mi hábitat natural. Mientras tenía mis ojos en el partido y el resto de mi cuerpo buscando la camiseta de mi equipo de fútbol sala, Courtois impidió con una parada hacia fuera el posible 1-0. Por el contrario, tras un suave golpe de timón del Almirante Simeone, Raúl García metralleaba desde fuera y en esta ocasión el meta rival escupió el tiro a zona costera. Creo que puede haber falta de Diego, pero el caso es que Koke marcó y luego en un lance similar un tanto light a Arda le anularon otro posible gol. No me ciegan los colores, pero es difícil decidir en ambas jugadas, aunque si el primer gol hubiera sido invalidado no hubiera pasado absolutamente nada. Similitudes diferentes: la discutible jugada del primer gol y el penalty inventado sobre Pepe y la carrera lamentable en la celebración del portuguésh. El perjudicado fue en ambos casos el pobre Elche. Poco más tarde, Diego Costa le pidió un deseo a Adrián en forma de asistencia de oro, y luego no desaprovechó la ocasión definiendo a la altura de ese pase de genio. Aunque gesto feo el suyo de mandar callar, pero que no lo den tanto bombo, que si lo hace el que se ponen máscaras para pedirle balón de oro sale de cada esquina un chupatintas a defenderle. Tan parecidos y tan diferentes tanto ambos jugadores como la prensa sobre ellos. Y que conste que en este caso critico a los medios, no tanto a Cristiano Ronaldo, que me parece un grandioso jugador, chivo expiatorio a veces de mis desahogos contra lo mediático del fútbol (a él seguro que no le importa que lo haga). Menos mal que estoy yo por aquí para abrir los ojos a mis metalectores mientras me tapo los oídos.

2005
Le salió bien el plan al entrenador, que desbancó tirando de banquillo (Adri y RG8) las aspiraciones enemigas de puntuar ante este bloque de granito. Es de vergüenza que este hombre no esté nominado para la elección del mejor entrenador del mundo. Pero aquí espero por favor no ver nunca caretas del Cholo en el estadio, sino a la gente animando al ritmo de su enérgico brazo en finales apretados. Cada partido es una piedrecita de playa que se deposita para formar la palabra campeón, no necesariamente de trofeos, sino del día a día. Me voy a prepararme la cena y a ver al Athletic Club contra el Barça, a ver si hay milagro, y no hablo necesariamente de resultados, sino de aclarar pensamientos internos.

PARTIDO A PARTIDO

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Zenit 1-1 At. Madrid 7-0 Getafe (CL+J14) - Siempre ojalá

Es lo que tiene tener estrés existencial y en el trabajo, que a uno se le juntan las crónicas de lo que sí le gustaría que fuera su trabajo. Así sí que iría contento al tajo, pero a la vez me dan ganas de abofetearme a mí mismo por "quejarme" de mi estatus privilegiado. Eso sí, de este Atleti no me quejaré ni de coña, ni con comillas ni sin ellas. No sé cómo lo hacen para marcar tanto la diferencia, pero esto es de otro planeta. Va el Farsa y gana de cuatro, el Mandril gana de 5, una manita que dicen ellos, y vamos nosotros y no metemos 6, que va, metemos 7. Pero claro, las portadas se las llevan otros, mejor dicho, otro. Pero en realidad me daría hasta coraje que nos dieran cancha. Si además, yo solo me compro el periódico cuando la selección o el Atleti gana algo, aunque últimamente es bastante a menudo...


La Bolera (Vélez-Málaga)
Qué más decir en un día espeso como hoy martes, ya miércoles, día de igual comienzo que la palabra mierda, y esperemos qué clase de final tiene al acabar. El Atleti sobrevive a lo Katniss Everdeen en Los Juegos del Hambre, y eso es precisamente lo que pasan nuestros rivales, hambre y desesperación. Me dio pena que el bueno de Valera se fuera antes de tiempo al vestuario. Eso fue lo que le faltaba a un partido encarrilado de antemano para terminar en goleada de escándalo: la mayor en partido oficial que le he visto a mi equipo. Además participando activamente gente cuestionada como Adrián (gol y asistencia), Villa con doblete, y el golito de Don Raúl. Qué jugador éste último. Si fuera futbolista me gustaría ser como él, así soy yo. Para el final me dejo el golazo con G mayúscula de Diego Costa, que tras su fallido debut con España salió un rato al campo y nos dejó con una chilena del centro de Santiago de Chile. Partido redondo donde los haya, disfruté los 60 minutos que vi, y no fui el único, aquí en la provincia de Málaga hay colchoneros también, al menos ahora en época de bonanza. Una pareja de maduros señores, con perfil similar al que me imagino de aquí a unas décadas en mí mismo, disfrutó de igual manera de este equipo con hechuras de transatlántico, que horas más tarde salió del Manzanares dirección al Mar Báltico, para días después atracar en la ribera del río Nevá. Así llegábamos a la ciudad de los zares...

St. Petersbourg
Pasábamos de ganar por 7 a llegar allí con 700 kilos de ropa de abrigo. Aún recuerdo el partido de Champions que ví en el Calderón ante el Zenit, iguales sensaciones tuve en este día además... Es curioso cómo una canción, un olor, o un partido de fútbol te transmiten y trasladan a estados mentales que creías olvidados. Ví, más bien oí y a ratos intuí, este vespertino partido gracias al cambio horario de la Madre Rusia. Me pilló trabajando, a punto de desbordarme como si de un embalse en pleno diluvio universal se tratara. Bueno, no tanto, pero es la calma antes de la tempestad, os lo digo yo. Trabajar delante de un PC tiene sus ventajas y un streaming sudamericano me hizo de C+ Champions. A lo que vamos: Simeone presentó un once de garantías para hacer un partido con profesionalidad, y de paso dejarnos ver a gente como Guilavogui o Insúa. Bien los dos. Además, Raúl García, Adríán y Cebolla, los jugadores número 12 del equipo, podían dar rienda suelta a su voracidad bajo el frío de San Petersburgo. Eso sí, cómo animan los cabrones de los rusos... Respect! 

Poco a poco nos fueron embotellando, pero la defensa, encabezada por Miranda y secundada con solvencia por Toby Alderweireld, que daba descanso a Godín, secó las amenazas. Felicitaciones a los charrúas por su clasificación para Brasil 2014, en particular a Cristian Cebolla Rodríguez, que celebraba paternidad y allí estaba él, titular y al pie del cañón. Qué bien me caen los futbolistas uruguayos joder... Pura raza. Ah y soberbia actuación de los dos laterales en un partido tan exigente como el de ayer. 


La segunda parte parecía tomar los mismos derroteros, pero un gran pase de RG8 era aprovechado sensacionalmente por Adrián, nuestro 7 que parece estar de vuelta tras haber estado multiplicado por 0. En ese instante me recordó al Adrián de la Europa League de 2012, con sus jugadones del 15. Esperemos que le asturiano siga en alza. Raúl García estuvo a punto luego de cerrar el partido con una vaselina al alcance de pocos. Por desgracia, cuando más controlado estuvo el partido llegó el gol en propia puerta de Alderweireld que, insisto, me parece un pedazo de central. Es una pena que 'Tibu' Courtois se vaya señalado hoy por ese tanto, fallo suyo sí, pero también le sacó dos zambombazos a Hulk que podían haber supuesto sendos goles. Luego, sin premeditación, me bebí un Karmeliet a su salud. Por cierto, al igual que ante el Espanyol, son los dos belgas los que hacen un despropósito para encajar un gol en contra, pero yo los quiero igual. Además los veremos en el Mundial: vuelven los diablos rojos por todo lo alto.

No hubo tiempo para más, aunque si vimos la capacidad de Óliver para esconder y dar salida de balón, qué gozada por favor... El extremeño (pronto visitaré su tierra) tiene un áura de jugón que no he visto nunca en alguien de su edad, y hablo muy en serio. Además, me alegra ver cómo en cualquier partido del primero al último tratan de darlo todo: por ejemplo un grito de Germán Burgos jaleando en los minutos finales. Esas cosas me gustan casi más que un buen resultado. Empate justo, profesionalidad intacta, ningún lesionado, los menos habituales cogiendo minutos, constantes vitales estables, este Atleti funciona, y muy bien. Nada más que hay que leer las declaraciones de los entrenadores rivales para saber que a día de hoy somos un equipo Top, ojalá dure al menos 100 meses.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Villarreal 1-1 At. Madrid (J13) - Gracias

Hace año y medio, el Villarreal CF descendía a Segunda División contra todo pronóstico. El "culpable" en último término fue un Atlético de Madrid que necesitaba ganar y esperar un milagro para jugar la Champions. Falcao no se andó con chiquitas y se consumó el desastre en El Madrigal. Aún recuerdo la imagen de su presidente bajando como un zombie las escaleras del estadio. No me gustó que bajara este equipo, que tan bien había competido en otras temporadas, Europa incluida. No obstante, estaba convencidísimo de que iban a volver, y así ha sido. Aunque no es un equipo clásico de mi infancia, en plan Oviedo, Tenerife, Extremadura, Salamanca, Compostela, Rayo o Hércules, el Villarreal tiene mi respeto y admiración, que ya es decir.

Busqué accidentalmente en Fuengirola presenciar un nuevo triunfo rojiblanco. El anterior fue inmejorable. Esta vez todo se antojaba mejor si cabe, con gol tempranero que ni siquiera vi, ya que nos incorporamos al partido mediado el primer acto. Es curioso encontrar en plena Costa del Sol un establecimiento tan colchonero como en el que estuvimos a punto de entrar, pero, cosas de este Atleti, estaba lleno a rebosar, y no era plan de situarse a medio metro de la pantalla con la sensación de ser observados por los expectantes y numerosos rojiblancos. Se hubieran oído mis conversaciones indiscretas y no era plan, no. De todas formas, como siempre, me encanta ver gente del Atleti y saber que hay más de un loco en el mundo. Total, el sitio donde plantamos la bandera, de cinematográfico nombre, no era tan atlético, pero tenía mejores vistas. Aún así poco había que ver en el terreno de juego, más que un asedio infructuoso del Villarreal. Paulatinamente, la comodidad con la que aguantaban los nuestros los ataques amarillos se tornó en zozobra, y al final, cuando parecía que se iba a obrar el milagro, llegó el empate en forma de otro autogol. Lástima que un buen Juanfran fuera el que introdujo el balón en la red. Lástima que fueran protagonistas negativos los dos defensas suplentes, que no lo hicieron mal en líneas generales, (pero qué difícil era distinguirlos con ese peinado joder). Lástima el poco nivel de creación y ataque, aunque el rival también juega. Y poco más que dar gracias por este punto, máxime ante un rival que sobre el papel ya era temible y que hizo méritos para ganar. No hace falta que lo diga, pero lo hago, que este encuentro no hace tanto tiempo, hubiera acabado 4-0.


Respecto al equipo, decir que el desarrollo del encuentro vino condicionado por el gol tempranero, que espoleó aún más al Villarreal y nos hizo recular por miedo a soltar de golpe ese botín inesperado. De todas formas, la superioridad mostrada por el rival me hace suponer que ese gol no fue tan determinante sino que nos hizo un favor, porque no otorgó una ventaja que visto lo visto dudo hubiéramos conseguido. Fue con diferencia el peor partido de la temporada, bien en defensa aunque nulo en ataque, fuimos un gigante con los brazos de barro. Pero se arañó un puntazo ante un rival directo, y si seguimos con ganas para mirar hacia arriba, (yo aún sí), el Barça está aún a un partido con un tercio de liga disputado.  Totalmente asumible este "pinchazo", máxime con las bajas que arrastrábamos para anoche, sin uruguayos que llevarnos a la boca y con Diego Costa titular pero renqueante. El once tipo respecto a sus recambios es sensiblemente superior, y eso se notó en el campo. Arda jugó, pero aún no está del todo, y sin Óliver y con RG8 de centrocampista el equipo tiene menos creatividad arriba. Aunque ¿quién sabe qué hubiera pasado si cada uno de nosotros hubiera hecho el once? Algo significativo además fue el cambio de DC por Adrián. Llegué a pensar, por la lentitud del brasileño, que se retiraba lesionado, pero no lo estaba. Me da que todos se conformaban con el empate, aunque de ahí a tildar a este equipo de poco ambicioso hay un trecho abismal. No sé si es el mismo concepto de creatividad, del que hablaba el Cholo en la rueda de prensa, pero yo CREO en los valores de este equipo, acabe como acabe la temporada. Gracias en todos los sentidos. 

jueves, 7 de noviembre de 2013

At. Madrid 4-0 Austria Viena (CL) - Arrancando postillas

RAW RAGE
Hace casi 40 años, el Bayern Munich y el Atlético de Madrid se enfrentaban en la final de la Copa de Europa. La hoy llamada Champions League, a pesar de que no la juegan solo los campeones de liga. Todos los que lo debemos saber, sabemos qué pasó, y a partir de ahí, debido a una frase sacada de contexto pronunciada por nuestro presidente Vicente Calderón, el Atleti ha tenido a sus espaldas, a veces incluso con el beneplácito propio de la afición, el apodo de "El Pupas". Otro de los motes que tanto gusta a algunos atléticos, y absolutamente a todos los que te oyen decir que eres del Atleti, es el de "Sufridor":
-Yo? Del Atlético de Madrid. 
-Sufridor eh!? Hay que ver... Entiendo que se pueda ser del Madrid o el Barsa, pero del Atleti...
Hace tanto tiempo que oigo esta cantinela que ni me molesto en rebatirles, y con sonrisa complaciente con un trasluz de desprecio sigo a lo mío. Afortunadamente, en contra de esta corriente de lumbreras retrasados y desconocedores, el actual Atlético de Madrid, se empeña en desterrar ese horrendo calificativo, lleno de connotaciones pusilánimes y grotescas, que excepto en la pasada década nunca fueron fieles a la realidad. A día de hoy, somos, junto al todopoderoso Bayern de Munich, el único equipo que ha ganado todos sus partidos en la máxima competición continental. Qué sufrimiento llevo... tanto que ni vi el partido por miedo a pasarlo mal vaya.

Victoria que a estas alturas no sorprende, y ante un rival sensiblemente inferior. Pero la pátina de profesionalidad que deja patente este equipo en el triunfo la realza sobre la naturalidad. Qué ímpetu, qué hambre, qué espíritu competitivo. Además disfrutaron de minutos Guilavogui (cómodo), Óliver (en su línea de fantasía) y el Cebolla (revolucionario y provocador de un penal). Digo todo ello habiendo visto un macroresumen y pequeños fragmentos del partido tras descargármelo a posteriori. Pero de ahí a verlo entero va un trecho, que el trabajo tiene que ser lo primero, como el Atleti en su grupo de Champions. Nada sencillas ambas cosas.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Granada 1-2 At. Madrid 2-0 Athletic (J11-12) - Domando leones

Vale, si leen el título, puede parecer un tanto exagerado, pero quería unir en un mismo concepto las dos victorias que me dispongo a relatar. Si conectamos los leones del patio de La Alhambra y el archiconocido apodo de nuestro rival del domingo, tenemos la respuesta.

Salida de los equipos a Los Cármenes

Hace meses, tras ir al hospital por cosas de familia que no vienen a cuento, en una pista de fútbol sala que hay al lado, me puse a jugar con mi sobrino (16 años) del Atleti a meter goles de una portería a otra. Ganaba el que llegara antes a 10, los mismos años que le saco. Te podías acercar hasta la línea de medio campo para disparar, incluso podías presionar dentro del campo contrario para incomodar el tiro. Tras ver cómo el chaval se me empezaba a ir, le dije "te voy a ganar porque soy tu tío". Al final así fue. Pues bien, algo así es lo que pasó en Granada. El Atleti ganó un partido bastante igualado por los pequeños detalles, aunque realmente sin saber por qué. Porque es mayor que su rival y punto, con todo lo que ello conlleva.


Nuestra primera visita a Los Cármenes llegó en la temporada en que menos esperaba ir. De un día para otro. Pero el caso es que salió todo a pedir de boca. Pudimos ver casualmente llegar al bus rojiblanco, así como comprar algo del 'Graná' de recuerdo. Lo malo, lo mal indicadas que estaban las localidades. Al final, por querer ir en la zona visitante, las teníamos en una lamentable esquina a ras de suelo. Con sus ventajas también: la de estar en pleno meollo de aficionados colchoneros (bastantes y ruidosos), y ver sacar algún que otro corner a Koke, a Diego Costa sprintando por la banda así como el olor a césped más intenso. El problema de la escasa visibilidad en esa zona era que cada ataque nazarí parecía que iba a acabar en gol. Afortunadamente al poco tiempo se contuvo ese inicio mordedor del Granada y comenzó la labor incansable en pos de ganar. Aunque la verdad sea dicha, nos ayudó bastante la inocencia del jugador granadino que empujó a Villa, penalty absurdo, light, lo que quieran, pero lo era. Diego Costa no falló, pero para haberlo metido en la portería de seguidores del Atleti podían haberse ido a nuestra zona a celebrarlo joder... Yo si fuera futbolista tendría en cuenta esos detalles, pero lo importante es que fue gol, tras su último penal fallado contra el Celta. Lástima que un Adrián titular no cerrara el partido poco después. Entre tanto, un roce entre dos aficionados enemigos que no fue a más, bastante lamentable mezclar ideologías y retarse desde lejos. Y también lamentable escuchar "puta ETA, puta Zabaleta", aunque fueron tres o cuatro imbéciles, y "Diego Costa, no eres español", aunque fueron 300 o 400 imbéciles, que luego si marca en el Mundial lo celebrarán como locas. No por eso, sino por tener una mejor visibilidad, cambiamos de localidad en la segunda parte. Eso sí, al grueso de colchoneros se nos escuchaba como al que más. Por mí que no fuese...

Neptuno en la publicidad. Buen síntoma
Cazafantasmas que no pillaron a Villa ni Costa
La segunda parte, tras irnos a una zona más tranquila el partido también se tranquilizó aún más si cabe, y tras no lograr sentenciar en un par de jugadas claras, llegó otro penalty aún más claro. Que sí, que puede que la caída sea un tanto artificial, pero lo era. [Lucas Alcaraz eres gilipollas y en tu casa lo saben aunque no te lo digan.] Segunda pena máxima provocada por Villa, brindo con un té paquistaní con leche por él. Además, marcó su golito, que festejó con rabia. Nada hacía presagiar una reacción granadinista, pero en prácticamente la única llegada con peligro llegó el gol de Ighalo que le puso el toque de emoción que le faltaba al partido. La aletargada afición rival despertó y todo se complicó. Hubiera tenido cojones que empatasen al final... No fue así y la visita salió redonda, con ambiente Halloween muy logrado tanto en el campo como en el McDonald de al lado. Lástima la expulsión absurda de Filipe, que no podrá estar contra el Villarreal, aunque al menos parece que va apareciendo el David Villa real en nuestro equipo (sí ya sé que es una mierda de juego de palabras pero una vez se me ocurre algo difícil es que no lo escupa aquí).


Esa magdalena tiene una larga historia a sus espaldas

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



Avanzamos en la semana hasta llegar al domingo, Calderón, nos visita nuestro padre futbolístico, el Athletic Club, equipos que se odian bastante sin tener en cuenta este remarcable hecho (fuera la política del fútbol por favor). Entrada y mosaico espectacular. Estos partidos, años ha, eran carne de fracaso, pero Simeone ha vuelto a darnos el empaque de décadas anteriores, lo que siempre fue el Atleti aunque yo no lo haya visto pero sí leído. No vi la primera parte, aunque se crearon ocasiones por doquier. En dos de ellas, cada una empezada por una banda, anotaron Villa y Diego Costa respectivamente. Es fundamental que nuestros puntas estén en estado de gracia para seguir el ritmo del Barcelona, que ya me empieza a dar asco en el más noble sentido de la palabra. 



La segunda parte, que la vi a ramarazos, me servió para corroborar la intensidad que le pone este equipo cuando quiere. Qué manera de presionar y buscar el balón como posesos "a pesar" de ir ganando. Aún asi, imagínense que marca Muniain en la única llegada del Athletic allá por el minuto 70... Hubiera sido un déjà vu de Granada, pero esta vez no hubo para más, y el partido terminó plácidamente sin repliegues y sin el Cholo teniendo que pedir a la gente que anime ante los desesperados intentos del enemigo por empatar.

Grande Tiago
Nueva victoria, y van 11 de 12. A raíz de este dato, hago mención especial a la Roma, que vio frenada su espectacular racha en la Serie A. Mis respetos para los de Totti (10 victorias seguidas e invictos!). Y nótese que estos nuevos triunfos atléticos fueron sin Arda ni Óliver en el campo, lo cual quiere decir que sin esas gotas de oro futbolístico para complementar a Koke también sabemos sacar adelante los partidos. La intensidad es nuestra arma principal, y eso va desde que Diego Costa vea una amarilla con 2-0 por protestar (totalmente asumible a estas alturas), hasta que Tiago y Gabi, pareja de capitanes mediocentros, bajen como flechas para entorpecer la jugada de Muniain que les hablaba anteriormente. Esta dupla se está consolidando con sólidos cimientos en la medular. Excelente el portugués en su enésima reválida y Gabi en su línea, absolutamente constante. Ah, y confieso que iba a criticar tímidamente la sutil endeblez defensiva actual respecto a partidos anteriores, pero es que con Simeone de entrenador hemos encajado goles en más de la mitad de partidos. Mejor me meto la lengua en el culo. Nos vemos en la Champions.

Igualito este mosaico que el de la imagen que inicia esta crónica...

lunes, 28 de octubre de 2013

At. Madrid 5-0 Real Betis (J10) - Superhéroes

Quizá no me crean si les digo que ni siquiera he visto una sola jugada del partido ese que se jugó el sábado a las 18:00 entre los dos mejores equipos del universo (puede que lo haga hoy lunes, más tarde...). Quizá tampoco cuando les diga que horas antes, en un estadio de Primera de botánico nombre, en cuanto su equipo recibe un tercer gol en el minuto sesentipico la gente empieza a abandonar el estadio con esa excusa para irse a verlo y dejar a su equipo tirado. True Story. Catetismo futbolístico a más no poder (se ruega clicar enlace y mapa adjuntos). Mas sería injusto no decir que quedaron varios fieles, malaguistas auténticos, entre los que yo, atlético nacido y hecho, no desentonaba en absoluto. Soy yo más del Málaga que muchos de los que allí había. Entre granizos y airazo, en el tope superior de fondo norte, veía cómo el Celta, un equipo al que doblegamos hace poco, trituraba al MCF. Pensé lo siguiente, más o menos, no literalmente: "El Málaga no es el Atleti, pero coño, tiene mérito que ganemos a tantos equipos que curiosamente antes y después son mejores de lo que parecía". El resultado de El-Clásico-de-los -cojones me la sudaba, me preocupaba el doble partido del domingo, pero mejor no hablo del Antequera-Vélez no ^^...

miércoles, 23 de octubre de 2013

Austria Viena 0-3 At Madrid (CL) - La 19º sinfonía de Simeone

Gran recuperación rojiblanca tras el accidente ante el Espanyol. Infligiendo una derrota incontestable a un noble e inmaduro Austria de Viena. Qué bien le sienta a la profesionalidad de este equipo la Champions League... Todo ello en un mítico escenario como el Ernst Happel, del que fue tomada en directo esta exclusiva instantánea. En episodios anteriores vi al Atleti debutar en Europa ante el Zenit. Pues bien, allí conocí a una sevillano/extremeña/vienesa madridista doctora, que asistió al partido y me concedió este simpático favor :) 


Triunfo además, sin incertidumbre, porque pronto se puso Koke el traje de etiqueta para dar un pasazo que al que acudieron raudos Filipe y Raúl García. La jugada es legal a todas luces, aunque el latino comentarista de mi streaming tardó lo suyo en cerciorarse, y no hablo de desfase en la conexión.  Raúl, me duelen ya los dedos de tanto escribirlo, es un llegador neto y nato, de los mejores en esa faceta a nivel mundial, y no estoy ciego de nada. Tras el tanto se siguió viendo a un rival voluntarioso, tanto como su afición, que no cesó de alentar en todo el partido. Pero la falta de fútbol y de automatismos de los violetas (¿¿¿por qué llevaban esa equipación???) era evidente, y en una de las múltiples recuperaciones en el medio, Diego Costa, D19S, el lagarto, el dragón de Komodo, el que estaba cojo un día antes, arrancó cual Demonio de Tasmania para, no sin antes dejar al capitán rival haciéndose el muerto, definir ante Lindner. 0-2.

El FK Austria Wien, un equipo que apuesta por lo nacional, salpicado con un puñado de eslavos y un pivote australiano, que no austríaco, curiosamente llamado Holland, ofreció poco más que entrega y bisoñez. Nótese el cambio ofensivo poco después del primer gol. Aunque nos los puso de corbata con un remate de Hosiner que reventó el larguero. Me encanta el sonido cuando el balón golpea en él, créanme. Pero lo que realmente me la pone dura son las jugadas maravilla como el vals que ejecutaron Koke y compañía y que de haber terminado en gol hubiera sido tan bueno como éste. En la segunda parte, ya con Filipe retirado por lesión (en directo pensé que le habían dado descanso), y con un Insúa que se lió la manta a la cabeza para subir y centrar, Diego Costa, con guantes y camiseta de manga corta, seña de identidad de tantos cracks, marcó de nuevo. El resto sirvió para darle buenos minutos al Cebolla y Adrián, con RG8 de '9'. Tiago y el flamenco Alderweireld perfectos también durante todo el partido: los menos habituales dando la talla es lo mejor que puede pasar a este equipo. Y que Villa no jugase puede parecer alarmante, pero no lo veo nada mal, máxime cuando el astur ha jugado muchísimos encuentros hasta el final. A ver si hace lo que mejor sabe pronto, que falta hará...


Conclusión: triunfo autoritario ante un rival inferior, sí, pero que golear en Europa fuera de casa no es nada fácil, aunque en esta jornada el Chelsea, de la mano de un genial Torres, me ha querido dejar por embustero. Me alegro por él. Por Torres digo. Mientras, en nuestro grupo, la extraña victoria del Zenit ante el Oporto nos despeja aún más el camino, que parece claro hacia octavos, y muy posiblemente como primeros de grupo. Para ello, en la próxima jornada bastaría con que ganásemos en el Calderón al Austria y que empatasen en el otro partido. El crucero que dirige Diego Pablo fluye como el Danubio en la máxima competición continental, y en la liga tambièn, qué coño.


lunes, 21 de octubre de 2013

Espanyol 1-0 At. Madrid (J9) - Espejismo

Alguna vez tenía que ser, y a mí no me da más rabia porque podíamos haber sido líderes. Me da rabia que se hable de que el Atleti tuvo miedo a serlo. No me lo creo. Simplemente un Espanyol muy serio y que sabía a lo que jugaba aprovechó la ocasión que el bueno de Courtois les otorgó con la connivencia de Alderweireld. Una conexión belga que habló arameo por unos segundos. Se perdió como tantas veces en otros partidos de la 'era Simeone' se han ganado este tipo de encuentros igualados (a Oporto me remito). Aunque, todo hay que decirlo, la segunda parte, que es lo que yo vi, tampoco es que se hiciera un partido brillante. Pero que este equipo me haga tener ganas de poner en descarga antes de acostarme a las 4 AM el partido a sabiendas del resultado, para analizarlo al día siguiente de cara a un blog con déficit de seguidores ya es para alabarlos. Tropiezo comprensible ante un rival duro y aguerrido, más bien aguierrido. Porque si algo tenía este partido era viejos conocidos. Abanderados por el mexicano que nos devolvió a la Champions tras muchos años, continuando por uno de los artífices de ese hecho, como Don Simao Sabrosa, y terminando por Pizzi, que ya no pertenece al Atleti aunque me hubiera gustado verle más minutos de rojiblanco (y no hablo del Benfica ni el Braga ¬¬), hablo en serio. 

viernes, 11 de octubre de 2013

DeLorean Colchonero - Champions League 1970/71: "Mozart, violetas y setenteo"

Pretendía que conocieran mejor a nuestro próximo rival en la Champions: el Austria de Viena. Ya saben...Curiosidades, anécdotas: su historia en definitiva. Y entonces, lo que son las cosas, descubro que ya existe un precedente entre éstos y el Club Atlético de Madrid.  Probablemente, cuando estemos aún más cerca el partido, se mencionará en los medios este hecho, pero como aquí somos unos precursores allá vamos, no sin antes repasar la historia de nuestro noble rival de la ciudad de la música.

Matthias Sindelar. Leyenda del Austria Viena.
El Fußballklub Austria Wien (en un principio Wienner Amateur Sportvereinigung) fue fundado a primeros del siglo XX, teniendo sus orígenes en una sociedad deportiva con el cricket como deporte estrella y que ya tenía el fútbol como categoría amateur. Dicha sección de fútbol se desvinculó de la misma tiempo más tarde, si bien la fecha oficial de fundación del club se corresponde con su ingreso en la Federación Austriaca de Fútbol en 1911. Durante el periodo de entreguerras comenzó a forjarse un nombre en el panorama nacional, ganando sus primeras dos ligas, y pasando a profesionalizarse tomando el nombre de "Austria" como seña característica. En los años treinta gana dos ediciones de la extinguida Copa Mitropa, un torneo que englobaba a los mejores equipos del fútbol centroeuropeo. Es en esos tiempos cuando uno de los considerados mejores jugadores de la historia juega para el club: Matthias Sindelar. Apodado el "Hombre de papel", o el "Mozart del fútbol", fue un delantero que brilló a nivel mundial. Con la selección austriaca, apodada el Wunderteam, fue azote del nazismo incipiente de la época. Murió prematuramente en 1939 debido a una intoxicación accidental por monóxido de carbono. Se ha especulado mucho sobre si había una historia mucho más negra detrás, relacionada con su no oculta simpatía hacia los judíos y su "provocativa" actitud con el régimen nazi. De ser así sería una injusticia. A su funeral acudieron millares de personas. Todo un mito. Mis respetos. 

lunes, 7 de octubre de 2013

At. Madrid 2-1 RC Celta (J8) - Victoria a toda Costa

Saludos desde la Costa del Sol. Vuelta a la mañana, horario en que en la temporada pasada no se jugó, y eso que a mí me gusta tanto. Vuelta al streaming también ¬¬. Aunque para ver a este Atleti ganador y competitivo, como si juegan con el horario adaptado a Corea del Norte y lo tengo que ver en blanco y negro en una pantalla 120x160. Ya me busco yo la vida para verlo, en directo o diferido. Otra cosa es la Fórmula 1, que se va a levantar su puta madre a ver ese tostón, cómo me aburre desde hace unos años, y NO es porque no gane Alonso. La veía antes porque tenía un no se qué qué se yo que la hacía atractiva en esos tiempos, con Schumacher y Hakkinen, o después con Fernando en Renault y Kimi en McLaren. Hoy por hoy, lo que me mantiene enganchado a este Atlético de Madrid, que circula por el Gran Premio Liga BBVA como un RebBull es la actitud, eso es lo que me enamora, y si encima acompañan los resultados, ¿qué más se puede pedir? Quizá un Barcelona más terrenal, pero aún es pronto, quedan tres cuartos de carrera. De momento se vuelve a boxes y apenas habrá que hacer un repostaje de para coger fuerzas y seguir con las mismas ganas... Porque es que es impagable el ímpetu de este equipo, que podría relajarse tras venir de ganar en el Bernabéu y remontar en Champions y sin embargo jugó con total motivación para seguir batiendo records. No justifico la vagancia entre tíos que ganan lo que yo en veinte vidas, pero todos sabemos que se dan esas a veces estas situaciones contemplativas y de relajación. El Cholo, que es el que mejor lo sabe, también es el que mejor sabe evitarlo: "El esfuerzo no se negocia". Frase digna de tatuársela uno en el antebrazo junto con una fecha relativa a un título venidero, por ejemplo...

miércoles, 2 de octubre de 2013

FC Porto 1-2 At. Madrid (CL) - Sin adjetivos

Ni yo y mi verborrea barata y gongoriana a partes iguales podrán describirles lo que me sugiere este Atético de Madrid. En una situación tan adversa como la vivida anoche en Do Dragão no se amilanó este equipo, a no ser que este verbo tuviera algo que ver con alguna época gloriosa del AC Milan. Se dijo bien alto y en todos los idiomas de Europa un "Estamos aquí", que suena igual en portugués que en español, un "Here we are", "Hier sind wir", "Nous sommes ici" y así hasta llegar al "Мы здесь" ruso para que nos entiendan, si no les quedó claro en la primera jornada, nuestros vecinos de grupo.


Salió el Atleti sin DC y sin Koke, y eso, aún en un bloque sólido como el nuestro, tiene que notarse algo. Máxime tras el esfuerzo del sábado, y en un campo dificilísimo ante un rival muy Atleti del Cholo: luchador, solidario y rápido arriba. Quizá por esa razón el equipo salió acarajotado. Si alguien ajeno no conociera las camisetas de ambos rivales hubiera dicho que el Oporto era el Atleti con razón. Cuando el motor rojiblanco tenía la temperatura adecuada ya se iba por detrás. Gol del colombiano Jackson Martínez y a remar en contra. Con lo que le costaba remontar al Atleti...

domingo, 29 de septiembre de 2013

R. Madrid - At. Madrid (J7) - Fútbol, orgullo y sacrificio

Pitó el árbitro el final y acabó la batalla. Un hombre de negro, agita con contundencia ambos brazos con los puños apretados mientras se dirige a los vestuarios de la pocilga. Él es el "noble y bélico adalid" de la letra que suena para tapar los pitos que ha provocado, y que sus soldados han certificado porque creen con fe ciega en su guía. Nueva victoria en el derbi. Y yo, mientras, con la alegría relajada de cuando ocurre algo muy deseado, léase cuando tienes algo que ansiabas en demasía, como un regalo de niño o un capricho de adulto, que dices: "Vale, ya lo tengo: ¿y ahora qué?", o incluso una sensación comparable al típico descenso de deseo sexual tras eyacular. Pero para sufrir esa sensación de flotante relajación, antes hay que haber tenido paciencia, trabajo y espíritu combativo respectivamente. El Atleti ayer, y siempre en los últimos tiempos, lo tuvo, y mucho más que su rival. Más fútbol también.

Sabía que podía volverse a repetir la historia de la final de Copa, pero reconozco mi reticencia. Más que por falta de confianza en los nuestros, porque era casi normal perder ante un equipo tan superior sobre el papel, y para colmo viniendo detrás en la clasificación. Existen varias casualidades entre las dos últimas victorias en el Cuerna. En mi círculo interno, lo vi con una de las personas que la vez anterior, y, en un plano más general, Casillas no jugaba. Hasta hace poco mantenía la ridícula teoría de que mientras jugaran Raúl, Guti y Casillas, el Atleti no le ganaría al Madrid. Que había una maldición también llegué a pensarlo. Menos mal que ha terminado la tortura de derbi tras derbi, pero ahora destierren el término casualidad de su cerebro. Lo de ayer noche no lo fue.
Con plena convicción salió el EQUIPO, con unas basculaciones inconmensurables y una capacidad de sacrificio al alcance de muy pocos. Así, concentrados y cada uno sabiendo dónde hacer daño, llegó el primero. Roba Filipe al asqueroso de DiMarica, asistencia celestial de Koke y define Costa. 0-1. Debieron de rabiar con la celebración del brasileño. Que sí, españolitos orgullosos, que no es español, ya ves tú qué pena tendrá el malo de Diego. Ojalá lo llamen con Brasil, le pegaría más, pero si jugase con la Selección y marcase seguro que lo celebraríais, como los que le hacen uh uh uh y luego tienen a Pepe al lado mirando. Esto va por los que lo hacen en mi estadio también. 


El que más y el que menos, esperaba una reacción colérica y embotellante del Mandril, pero nada más lejos de la realidad. El Atlético de Madrid siguió teniendo el control, y las mejores ocasiones. Diego Costa seguía en su salsa, y el alopécico portero de goma rival tratando de desquiciarlo. Así se llegó al descanso. Quedaba mucha tela blanca por cortar, meter en el batán y teñir de rojo sobre blanco. En esas llegó el segundo tiempo, con el mandibulado fichaje de 100 millones impotente a banda cambiada, con Arda dándose una paliza persiguiendo a todo portugués con cara de chulo que veía a su alrededor, y aparte dando un recital de proteger el balón y llevar el tempo del partido. Qué grande el turco. Un guaperas que yo me sé habrá soñado, si es que ha dormido, con nuestro gran Barba Turan, y en cómo en plan Bocubbas el bereber, trataba de estrangularle apretándole su superlativa nuez.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

At. Madrid 2-1 Osasuna (J6) - Grisclarocasiblanco

Séptima victoria oficial consecutiva. Invictos aún esta temporada. 18 puntos de 18 en liga. Colíderes, y con un delantero superlativo con iguales goles que el mesías hormonado. Esto ya basta para dar por sentado que el Atleti va como un tiro, independientemente del desenlace del derbi, que se intuye translúcido a cada frase de este texto. No obstante, fue de largo el peor partido de la imberbe aún temporada. Un Osasuna con equipación más de árbitro que de equipo de fútbol pudo soñar con rascar algo del Calderón a pesar de sus limitadísimos recursos. Vaya equipos que hay en Primera respecto a hace unos años... Exceptuando a los dos odiosos: una clase media reducidísima (de momento quizá solo nosotros), dos o tres equipitos apañaos, y al menos una docena de equipos bastante imprevisibles respecto a quiénes de ellos bajarán. O también puede que sea que estos equipos antes venían al Calderón y te dejaban en evidencia, con ganas de emular al resto y torturar a una grada que siempre estaba por encima del equipo, y hoy que no es así los vemos con mayor vulgaridad. 
D19S
Se continuó con las rotaciones, quizá sobrevaloradas cuando esto no ha hecho más que empezar. Se supone que un futbolista no puede estar tan cansado si es su profesión. Aunque por ejemplo, he asimilado este concepto tanto, que casi me duele a mí ver a Koke o Godín jugar "tantos" partidos seguidos. Pero esas medidas previsoras, que con Manzano seguro que no hubieran funcionado, aquí van a las mil maravillas. Insúa, Bati y Tiago entraron, siendo tan solo "arriesgada" la presencia en el once del lateral argentino. No estuvo mal, pero es difícil que no se note la ausencia del mejor lateral izquierdo del mundo. Sí, el mejor. Un lateral es alguien que defiende y además también sube con inteligencia al ataque, no alguien que sube siempre y a veces defiende. Va para los que piensan en Marcelo, un jugador que me gusta ver también, que conste. Desde el lado opuesto llegan buenas noticias, porque Juan Francisco sigue en un gran estado de forma, avivado probablemente por la presencia real de Manquillo. El lateral derecho es, con diferencia, el puesto que menos me preocupa en caso de lesión. Precisamente de él vino el centro, aunque lo mejor fue el control previo, para que enchufara el primero DC. Si es que tiene hasta las iniciales de Delantero Centro. Aunque luego el colega se permite caer a banda y llevarse casi todo lo que toca, incluso poner centros y pases al hueco medidos. Y hablando de centros perfectos, tenemos a San Jorge y sus lanzas en forma de pases al corazón del área. Pobre Lotiés, que lo tengo en el Comunio y sufrió el remate excepcional de ¿quién si no? Don Diego. A pesar de ello, la blandura defensiva este año respecto al anterior está clara, y como todo no va a ir siempre sobre rieles, Osasuna acortó distancias. Una situación en el marcador similar al partido ante el Almería.

lunes, 23 de septiembre de 2013

At. Madrid 3-1 FC Zenit; Valladolid 0-2 At. Madrid (CL+J5) - "En la liga y en la copa ♫ y encuentro internacional ♫..."

"♫ ...Eres siempre tú el primero, eres siempre tú el primero, por tu juego sin igual ". Si es que ya lo dice el Himno del Metropolitano joder, el Atleti donde va ha de dejar el pabellón bien alto. Por motivos del destino se mezclan en mi bitácora (me encanta esta palabra) dos partidos tan distintos y tan iguales. Champions y Liga, en casa y fuera, al salir del trabajo y pasatiempo del finde. El caso es que ambos finalizaron de igual manera, a la que nunca uno debió dejar de estar acostumbrado.

Desde que supe que iba a estar por Madrid y jugaba el Atleti en Champions no lo dudé ni un segundo, y moví todos los hilos necesarios para que a eso de las 19:00 uno ya estuviera en los aledaños con cara de no saber qué hacer. Era una inmensa coincidencia y había que aprovecharla. Además el rival tenía miga, porque era el mismo al que el Málaga se enfrentó el año pasado y en esa ocasión también servidor estaba asistiendo al mismo evento laboral. Esta vez fui totalmente solo al campo y, raro en mí, no se dio esa situación en la que entablar conversación. Cumplí mi palabra con la simpática vendedora y compré una bufanda recordatorio tras hacer un reconocimiento de la zona y ver que había bastantes rusos desperdigados. Ese toque cosmopolita que solo tiene la Champions, los rusos del año pasado no cuentan. Al volver definitivamente al estadio con mi bocata de calamares, que quizá para los madriles sea algo tan mainstream que hayan llegado a odiar pero que yo aún no he aborrecido, encontré a un hombre pidiendo con una libreta tan guarra como la que tengo para mi trabajo y una leyenda escrita: "Atleti 3, Zenit 0". Tras andar unos metros, esbozar media sonrisa y recapacitar, deshice el camino y le di un incentivo, odio la palabra limosna. Tenía que haberle hecho una foto a la página y me hubiera quedado de puta madre... Tras engullir el bocata sin la puta lata que me tuve que beber bajo la cómplice mirada de un segurata, que amablemente me explicó que podían ser peligrosas, entré al santuario. Mucho ruso encubierto, ni encubierto siquiera, en mi zona de lateral 1º anf divisaba a varios rostros que ni de coña entraban en un radio a 500 kilómetros de Paseo de los Melancólicos. Vi el calentamiento, centrándome más en los rivales. Hulk metiendo zambombazos a las nubes, otro rubio sin identificar con una clase exquisita... Y así comenzó el partido, con trajeada gente clase media-alta a mi izquierda y las escaleras a mi derecha, rusos debajo mía de propina. Así ni yo soy capaz de ponerme a hablar de Gárate, Manolo o Simeone cuando era jugador con nadie. Eso sí, animé como pocos, estaría bueno que no. Reconozco que me decepcionó que el campo no estuviera más lleno, y a veces me daba la sensación de que la gente no animaba suficiente, pero luego cuando vi el partido de TV repetido, se da cuenta de que no hay color respecto a otros campos.

lunes, 16 de septiembre de 2013

At. Madrid 4-2 Almería (J4) - Tonterías las mínimas

Cascamorras de Baza
Vi el partido al día siguiente, ligerísimamente resacoso, tras haberlo dejarlo en descarga antes de salir para continuar mi visita a Baza, pueblo de la Granada profunda al que fui gentilmente invitado, aunque por desgracia faltasen varios amigos, algunos ya haciendo guardia para el Austria Viena vs Atleti de dentro de poco. Antes, durante y después del partido, hice cosas aún mejores, como entender de primera mano qué narices es un estereoscopio, comer y beber deluxe, o certificar y conocer a gente maravillosa. Al igual que en el 'Cascamorras' de la Feria de esta localidad, cualquier atacante que osa a tratar de 'jogar bonito' ve como una horda de ordenados mineros rojiblancos trata de tiznarlo, y nunca llega impune a su objetivo, si es que llega. ¿Qué pasa? Que la perfección no existe, y los almerienses y su fútbol simpático nos anotaron dos goles, cosa que no muchos equipos podrán decir a lo largo de la temporada. Hay que ver lo que hemos cambiado respecto a no hace tanto... Nombrando como una pega el encajar dos tantos cuando nosotros marcamos el doble... Aunque de antemano, el Atleti fue efectivo como el señor equipo que siempre debió ser, porque Villa y Diego hicieron que el Atleti tomara las de Villadiego (chiste fácil en honor a mi Irish Master and Commander) para ponerse 2-0 sin despeinarse. Postureo ninguno. Sin gilipolleces y directo a la carótida, a hacer las cosas con decisión. Al contrario que la patrona de las guapas bastetanas, la virgen de este Atleti del Cholo es Nuestra Señora de la Sin Piedad.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Finlandia 0-2 España 2-2 Chile (Clasificación + Amistoso) - El arte de la guerra

Es una forma un poco macabra, pero cada vez más creo que se puede conocer a un país si se sabe cómo y por qué ha actuado en conflictos bélicos. Últimamente me ha dado por ver documentales de guerra, en concreto de la WW2. ¿Qué sabemos de los finlandeses? Ese hermético país situado tan al norte, minado de lagos y cuna de periciosos pilotos de coches, por supuesto apellidados con el sufijo "-nen". Futbolísticamente casi todos conocemos al sempiterno Jari Litmanen, pero pocos conocen al dignísimo sustituto de la nueva ola finesa Teemu Pukki. Aparte de eso, en el fútbol, poco más tenemos que llevarnos a la boca. ¿Se pareceran en algo un equipo de fútbol a un ejército del mismo país? Lógicamente no tiene por qué, pero en este caso, tras ver cómo se desempeñó Finlandia contra la URSS en la Guerra de Invierno, conflicto hijo de la Segunda Guerra Mundial, y sobre todo, tras estudiar cómo se han enfrentado a la Selección en este partido y en la ida en Gijón, alguna similitud créanme que hay. 

Los finlandeses perdieron con heroicidad la Guerra de Invierno
Conscientes más que nadie de su inferioridad, los fineses plantearon un partido cauto, ceñiditos atrás, y a partir de ahí máxima entrega y a soltar la cuchara lo más tarde posible. Esta vez, aún con 9 falso, o falso 9, la jugada no les salió bien, y a la Roja, a.k.a. Ejército Rojo de Stalin del Bosque (tienen bigote los dos y todo), le bastó un pasazo con bisturí de Cesc Fábregas y una soberbia definición de Jordi Alba. Estos jugadores con la absoluta me gustan inversamente proporcional a lo gordos que me caen, es decir, muchísimo. 

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Incomprendidos: Martín Demichelis

Jugando en el Calderón. No Photoshop.
Tan acostumbrados a él que estábamos... Sus expeditivos cabezazos, su jerarquía con el balón, su melena al viento, su manera de dirigir al equipo... Y sin que nos demos casi cuenta pone fin a su dilatada trayectoria en rojiblanco.
No, no les hablo de Radamel Falcao, sino del personaje que salta junto a él en la imagen adjunta. Martín Gastón Demichelis llegaba al Atleti el pasado 11 de julio de 2013. Al parecer por petición expresa de Simeone. Creo que a nadie pareció mal fichaje: veterano, experimentado, asumiría su rol, experiencia en España y en equipos grandes... Encima venía libre. Todo ventajas. Nada iba a hacer suponer que su estancia en Madrid, ni siquiera se puede decir en el Calderón porque solo lo ha pisado con el Málaga, fuera tan efímera. Señor@s, con todos ustedes: "Los 49 días de Demichelis".

lunes, 2 de septiembre de 2013

R. Sociedad 1-2 At. Madrid (J3) - No hay duda

¿Cuándo se tendrá nuevamente una situación como la que vivimos ahora mismo? ¿Un día? ¿Tres años? ¿Nunca? ¿Qué habría pasado con es@ chic@ si me hubiera animado a hablarle en vez de comerme la olla en casa antes de conciliar el sueño? ¿Y si le hubiera besado en esa situación de tensa calma? ¿Y si hubiera dado otro paso más en vez de pensar en trabas imaginarias? ¿Y si hubiera ido a tal sitio en vez de quedarme en casa viendo un documental de la Segunda Guerra Mundial tomando Burn con Lays? ¿Si no hubiera cedido ante el sedentarismo en esa ocasión habría vivido alguna experiencia inolvidable (para bien o para mal)? O, vayamos entrando al fútbol ¿Qué hubiera pasado si en las primeras jornadas no se pierden puntos por conformismo o no ir a por el partido desde el minuto 0? Estas preguntas tienen un denominador común: dejar pasar las oportunidades por especular, por pereza, por miedo a fallar o, mucho peor, por miedo a que se hagan realidad. ¿Me siguen, no? Pues eso no no va con este Atleti, al menos de momento. Esperemos que los putos días plomizos con ese fresquito demasiado fuerte que te hace echar de menos un pantalón largo no trastoquen nada. Septiembre el enfermo ya está aquí... con su síndrome post-vacacional para el que tenga trabajo, con sus exámenes de recuperación, sus coleccionables por fascículos y sus lluvias mezcladas con días calurosos en los que empezamos a culpar al cambio climático porque el verano "acaba" el 31 de agosto.

Salió el Club Atlético de Madrid a Anoeta sin dubitar un momento (invento verbos y todo que para eso es mi blog) . Salvo uno o dos manotazos al aire de una decepcionante Real Sociedad, un equipo con mayúsculas tamaño 72 comenzó a someter a los donostiarras (me encanta ese gentilicio) hasta desactivarlos. Confiaba en que hoy Don David Villa mojaría, y así fue. Tardó un poco más de lo habitual, se le nota falto de competición, pero cada vez menos. No dudo que Simeone y esta gran dinámica de equipo harán el resto. No se cometió el error de bajar el pistón, y los nuestros siguieron jugando a ganar el partido como si de una final se tratase. Fruto de ello el gol de Koke. Es una maravilla ver la que lían por la izquierda Arda, Filipe (imperial) y el vallekano que se parece a mi sobrino cuando les ayuda. Si encima andan por allí el 'Guaje' y el omnipresente Diego Costa pues enciende que nos quedamos.