miércoles, 27 de noviembre de 2013

Zenit 1-1 At. Madrid 7-0 Getafe (CL+J14) - Siempre ojalá

Es lo que tiene tener estrés existencial y en el trabajo, que a uno se le juntan las crónicas de lo que sí le gustaría que fuera su trabajo. Así sí que iría contento al tajo, pero a la vez me dan ganas de abofetearme a mí mismo por "quejarme" de mi estatus privilegiado. Eso sí, de este Atleti no me quejaré ni de coña, ni con comillas ni sin ellas. No sé cómo lo hacen para marcar tanto la diferencia, pero esto es de otro planeta. Va el Farsa y gana de cuatro, el Mandril gana de 5, una manita que dicen ellos, y vamos nosotros y no metemos 6, que va, metemos 7. Pero claro, las portadas se las llevan otros, mejor dicho, otro. Pero en realidad me daría hasta coraje que nos dieran cancha. Si además, yo solo me compro el periódico cuando la selección o el Atleti gana algo, aunque últimamente es bastante a menudo...


La Bolera (Vélez-Málaga)
Qué más decir en un día espeso como hoy martes, ya miércoles, día de igual comienzo que la palabra mierda, y esperemos qué clase de final tiene al acabar. El Atleti sobrevive a lo Katniss Everdeen en Los Juegos del Hambre, y eso es precisamente lo que pasan nuestros rivales, hambre y desesperación. Me dio pena que el bueno de Valera se fuera antes de tiempo al vestuario. Eso fue lo que le faltaba a un partido encarrilado de antemano para terminar en goleada de escándalo: la mayor en partido oficial que le he visto a mi equipo. Además participando activamente gente cuestionada como Adrián (gol y asistencia), Villa con doblete, y el golito de Don Raúl. Qué jugador éste último. Si fuera futbolista me gustaría ser como él, así soy yo. Para el final me dejo el golazo con G mayúscula de Diego Costa, que tras su fallido debut con España salió un rato al campo y nos dejó con una chilena del centro de Santiago de Chile. Partido redondo donde los haya, disfruté los 60 minutos que vi, y no fui el único, aquí en la provincia de Málaga hay colchoneros también, al menos ahora en época de bonanza. Una pareja de maduros señores, con perfil similar al que me imagino de aquí a unas décadas en mí mismo, disfrutó de igual manera de este equipo con hechuras de transatlántico, que horas más tarde salió del Manzanares dirección al Mar Báltico, para días después atracar en la ribera del río Nevá. Así llegábamos a la ciudad de los zares...

St. Petersbourg
Pasábamos de ganar por 7 a llegar allí con 700 kilos de ropa de abrigo. Aún recuerdo el partido de Champions que ví en el Calderón ante el Zenit, iguales sensaciones tuve en este día además... Es curioso cómo una canción, un olor, o un partido de fútbol te transmiten y trasladan a estados mentales que creías olvidados. Ví, más bien oí y a ratos intuí, este vespertino partido gracias al cambio horario de la Madre Rusia. Me pilló trabajando, a punto de desbordarme como si de un embalse en pleno diluvio universal se tratara. Bueno, no tanto, pero es la calma antes de la tempestad, os lo digo yo. Trabajar delante de un PC tiene sus ventajas y un streaming sudamericano me hizo de C+ Champions. A lo que vamos: Simeone presentó un once de garantías para hacer un partido con profesionalidad, y de paso dejarnos ver a gente como Guilavogui o Insúa. Bien los dos. Además, Raúl García, Adríán y Cebolla, los jugadores número 12 del equipo, podían dar rienda suelta a su voracidad bajo el frío de San Petersburgo. Eso sí, cómo animan los cabrones de los rusos... Respect! 

Poco a poco nos fueron embotellando, pero la defensa, encabezada por Miranda y secundada con solvencia por Toby Alderweireld, que daba descanso a Godín, secó las amenazas. Felicitaciones a los charrúas por su clasificación para Brasil 2014, en particular a Cristian Cebolla Rodríguez, que celebraba paternidad y allí estaba él, titular y al pie del cañón. Qué bien me caen los futbolistas uruguayos joder... Pura raza. Ah y soberbia actuación de los dos laterales en un partido tan exigente como el de ayer. 


La segunda parte parecía tomar los mismos derroteros, pero un gran pase de RG8 era aprovechado sensacionalmente por Adrián, nuestro 7 que parece estar de vuelta tras haber estado multiplicado por 0. En ese instante me recordó al Adrián de la Europa League de 2012, con sus jugadones del 15. Esperemos que le asturiano siga en alza. Raúl García estuvo a punto luego de cerrar el partido con una vaselina al alcance de pocos. Por desgracia, cuando más controlado estuvo el partido llegó el gol en propia puerta de Alderweireld que, insisto, me parece un pedazo de central. Es una pena que 'Tibu' Courtois se vaya señalado hoy por ese tanto, fallo suyo sí, pero también le sacó dos zambombazos a Hulk que podían haber supuesto sendos goles. Luego, sin premeditación, me bebí un Karmeliet a su salud. Por cierto, al igual que ante el Espanyol, son los dos belgas los que hacen un despropósito para encajar un gol en contra, pero yo los quiero igual. Además los veremos en el Mundial: vuelven los diablos rojos por todo lo alto.

No hubo tiempo para más, aunque si vimos la capacidad de Óliver para esconder y dar salida de balón, qué gozada por favor... El extremeño (pronto visitaré su tierra) tiene un áura de jugón que no he visto nunca en alguien de su edad, y hablo muy en serio. Además, me alegra ver cómo en cualquier partido del primero al último tratan de darlo todo: por ejemplo un grito de Germán Burgos jaleando en los minutos finales. Esas cosas me gustan casi más que un buen resultado. Empate justo, profesionalidad intacta, ningún lesionado, los menos habituales cogiendo minutos, constantes vitales estables, este Atleti funciona, y muy bien. Nada más que hay que leer las declaraciones de los entrenadores rivales para saber que a día de hoy somos un equipo Top, ojalá dure al menos 100 meses.