lunes, 28 de abril de 2014

Valencia 0-1 At. Madrid (J35) - Esto va en serio

 En una salida dificilísima, la primera por tierras horchateras, el Atleti demostró que esta temporada la raza que manda es la Sioux. Coleccionando la cabellera valencianista se da un paso crucial para la liga. ESTE ERA EL PARTIDO. Aquí estaba la primera asa de la copa. El Valencia, jugando en casa, y consciente de que podría joder a quien los había eliminado en Copa y Europa League recientemente, no "se dejó" en ningún momento. Totalmente comprensible y loable, aunque si hubiésemos pinchado se habrían llevado una ración de odio irracional por mi parte entre pecho y espalda. Demostraron con su alineación y el ambiente que este partido les importaba. No fueron ni mucho menos un murciélago con piel de cordero. Afortunadamente este año sale casi todo, y cuando no es una cosa es otra. Esta vez fueron dos capitanes con nombres cuya pomposidad es inversamente proporcional a su compromiso con este club. Grandes pase lo que pase. Gabi y Raúl. Se sufrió hasta el final, como debe ser si se quieren hacer grandes cosas. Diego Costa se empeñó por dos veces (me preocupa), en fallar lo que no suele. Permitió a Guaita enjugar con creces su error de cálculo en el primer gol. Pudo pasar cualquier cosa, pero el Atleti minimiza los errores y opaca los posibles aciertos del rival. Muestra de ello fue la intervención de Juanfran cerca del final. De cojones esa falta. Había que hacerla y punto. Alderweireld dará la talla de lateral, eso espero. 

El árbitro pitó y el estrés en ese antro de cubatas a tres euros (o 3'50 si hablamos de Beefeater), dejó paso a un puño agitado y contenido, que aún no se ha ganado nada. Esos borregos soltando bilis con tufo a ginebra o whisky en función de ser del Madrí o del Barzelona pusieron la vista en otro lado y uno se alegraba mientras tanto de no parecerse a ellos. El Atlético consiguió volver a ganar en liga en Mestalla tras once añazos. La última vez fue Aguilera quien nos dio el triunfo. Más de una década... En esa temporada la Real Sociedad estuvo apunto de dar la campanada, y mi amigo estuvo conmigo viendo el partido decisivo, como ayer tarde. Al año siguiente, el Valencia CF fue el último equipo terrenal en ganar la liga. La situación a estas alturas es casi inmejorable, y la gente tiene ganas de una alternativa a lo de siempre. Esos mecánicos béticos, esos amigos o conocidos del Athletic, y gente tanto ajena como aneja al fútbol, de todas las edades y credos, se deshacen en elogios hacia este grupo de superhombres. O en su defecto, desean que los nuestros ganen el campeonato. Incluso algunos aficionados light del Real Madrid o Barcelona... Sea como sea, cuando piropean al Atleti es como si me lo hicieran a mí, así que últimamente uno liga bastante, cuando menos falta le hace. 


ANEXO: Tour por Mestalla

El pasado verano volví a Valencia de vacaciones con dos colegas. Una tarde nos acercamos al estadio ché. No estuvo mal la visita. Más o menos lo que esperaba, aunque me hubiera gustado ver la sala de trofeos. Como puede verse en alguna foto, los asientos naranjas que tienen ahora estaban siendo instalados. Hoy estoy de buen humor con un equipo que me suele tocar bastante los cojones. Amunt!
Por fuera da sensación de antiguo, por dentro mejor. 
Está la camiseta del AC Milan porque jugaban contra ellos un amistoso

Ahí estuvo la afición del Atleti

Feel like Pizzi 
Bar de Manolo 'el del bombo' (muy caballeroso)