miércoles, 23 de abril de 2014

At. Madrid 0-0 Chelsea - Bloqueo continental

A primeros del siglo XIX, Napoleón Bonaparte utilizó esa maniobra para tratar de aislar económicamente a Gran Bretaña. Así pretendía arruinarla para posteriormente derrotarla en el campo de batalla. Si uno es retorcido como yo, puede buscar similitudes entre lo de ayer en el Calderón y esa estratagema. El Chelsea impuso un Mouro que recordaba a un bus londinense de dos pisos. Es una propuesta como otra cualquiera, ya veremos si les sale bien. Para mí es un buen resultado para este equipo, más acostumbrado a aprovechar espacios que a atacar todo el rato como ayer. Simeone, el mejor entrenador del mundo, intentó con Diego y luego con Arda (muy bien los dos), encontrar esa brecha entre tanto gigantón guiri. Eso sí, grandes y altos serían, pero a rato recordaban a rumiantes de lo que les gustaba el césped supervisado por Xavi Hernández.  El otro fútbol, con el que se asocia al Atlético de Madrid. Ahora que si "hemos probado nuestra propia medicina", que si "eso es lo que hace el Atleti otros partidos"... Yo creo que no llega tanto, pero me la suda. El equipo ayer hizo un partido serio, sin fisuras, y todos somos conscientes de sus limitaciones a la hora de romper defensas. Si el balón parado es una de las bazas del otro equipo, que además tenía un físico fortísimo, no es tan fácil. Quizá la pega sea que el Atleti no llegó a exigir en demasía a Schwarzer, recordado enseguida por ser el portero del Fulham en la Europa League de Hamburgo. Se dice que en el descanso de esa final estuvo entrenando centros, pero esa noche de poco le sirvió. Lo cierto es que ayer no se echaron de menos a Cech ni a Courtois si no hubiera jugado (grande la afición cantándole cuando el checo se lesionó). Porque para lo que hicieron los ingleses... Torres dio un porculo importante, pero estaba tan solo que a veces pensaría que aún jugaba en el Atleti porque solo vería rojiblancos a su alrededor. 

Uno no quiso, el otro no pudo. Pero creo que ambos quedan contentos para la vuelta, y los atléticos contentos con ver a su equipo hacer recular hasta el paroxismo a un equipo que en la última década es una referencia en Europa. Allí será muy distinto, para bien o para mal. Perdemos a Gabi, que protestó una acción siendo el capitán pero vio amarilla. Lástima que él falte pero aún así confío en la férrea disciplina de estos soldados, que tendrán que desembarcar en el Támesis para abordar un mítico campo como es Stamford Bridge, de amargo recuerdo en nuestra única visita. Por cierto, ¿recuerdan esa mierda del Bloqueo continental, que mencionaba al principio? Al final no salió bien, y en la batalla de Trafalgar los franchutes perdieron su "eliminatoria". Ojalá esta el desenlace sea idéntico y solo cambien las nacionalidades. El Atleti tendrá que ganar, pero no ese cabo gaditano, sino en la ciudad de Trafalgar Square. Y ya está, que antes está, Valencia. Mestalla espera con un asa de la liga.