lunes, 4 de febrero de 2013

At. Madrid 1-0 Real Betis (J22) - Déjà vu

Vigésima victoria en el Vicente Calderón de nuestro Atleti. Con la dificultad añadida que conlleva recibir a un rival dos veces casi seguidas de por medio y además ante todo un cuarto clasificado. Pero nada, al igual que hubo una época en la que sabíamos que cualquier rival nos podía aguar la fiesta, esta nueva película basada en victorias la hemos visto ya tantas veces que asusta... Mucho mejor argumento ésta última, dónde va a parar. Eso sí, varió ligeramente el guion, y esta vez, a diferencia del partido de Copa, las ocasiones fueron solo rojiblancas, pero el gol llegó cerca del final.

Cada partido en casa pienso: "esta vez tiene que ser, aunque juguemos bien, por mera probabilidad hoy pinchamos". Pues de momento no, afortunadamente este equipo ataca y sobre todo defiende y presiona con una precisión e intensidad bárbaras. Ni cansancio ni leches. Falcao volvía a jugar tras su lesión ante el Levante, y apenas se le vio. Arda tuvo las mejores ocasiones de la primera parte, en la que ya el Atlético se mereció irse ganando. Adrián lo evitó, el del Betis, aunque el nuestro es otro que tal baila. Precisamente en la segunda parte entró por el asturiano Diego da Silva Costa. Con su entrada reactivó la testosterona, adrenalina y demás hormonas que asociamos con echarle un par de huevos al asunto. Vaya par de cojones que tiene. Con sus defectos (entrada lamentable a "nuestro" Rubén Pérez) como sus virtudes (gol de córner tras ver el fallo del meta bético).

Y luego, con las rencillas de nuestro amigo con varios jugadores del Equipo de las Trece Barras, el partido se calentó. Choque fortuito, entradón de uno del Betis al Cebolla, el infractor se hace el dolorido, Godín va a donde nadie le había llamado, Puerquis también... Esto para lo único que me ha servido es para saber de una vez cómo narices se escribe tangana, es decir, tángana, con tilde en la primera "a". Para entonces ya íbamos ganando y eso no hizo más que beneficiarnos, o mejor dicho ni nos fue ni nos vino, porque el Betis estuvo hoy inoperante. Nada que ver con ese equipo mucho más incisivo de los cuartos de Copa. Que en ese encuentro su técnico dijera que merecieron más es totalmente comprensible, pero tiene huevos que diga que el partido este era para 0-0... En resumen, otra victoria, que comienzan a ser funcionariales ya, y el objetivo Champions está al alcance de la mano. De hecho la tercera plaza está -7 puntos, aunque nadie de la prensa panmadridista lo diga.



Ideas sueltas:
  • poco a poco: Radamel dejó destellos de su calidad, pero se le notó falto de frescura. Ojalá afine para el Rayo, salida complicadísima de la próxima jornada.
  • cojones: la actitud de Diego Costa puede gustar más o gustar menos, pero este tío me la pone dura futbolísticamente hablando. Qué manera de luchar, de recibir escupitajos de defensas con cintura de madera y de celebrar con rabia el triunfo ante las orejas gachas de los dos verderones que había al lado.
  • Los mejores: hoy ganamos igual que el otro día pero el mejor del Betis fue Adrián, su joven guardameta, ¿verdad Mel Gibson? Y ya que estamos hablando de los mejores, en nuestro bando partidazo que se marcó Domingo Cisma. No sé a santo de qué viene la ojeriza que le tienen a este profesional como la copa de un pino. Le deseo que a pesar de la llegada de Insúa pueda jugar minutos en la Europa League, ya que el argentino ahí no puede jugar.
  • OjitO: Mario Suárez ha sido convocado con España. Me alegro por él, pero que por favor vuelva sano y salvo. Y lo mismo para Filipe, Miranda, Juanfran, Falcao y compañía...
  • El artífice: lo que daría por ser el Cholo cuando se pone a pedirle al público que anime y la gente le corresponde. Él es el auténtico culpable de este temporadón. Un entrenador exigente, caballeroso, respetuoso, que no entra al trapo de la prensa y con una dosis justa de showman. Disfrutémoslo mientras podamos.
  • Viva Andalucía: el Madrid ha palmado en sus cuatro enfrentamientos en el sur: Málaga, Betis, Sevilla y Graná. A nosotros nos queda el Sevilla en liga y Copa y el Málaga en La Bombonera. Y que conste que independientemente de la bilis que despiden mis caracteres, respeto mucho al RBB y le deseo lo mejor de aquí al final de la liga. Ojalá jueguen Champions quedando cuartos y el Málaga tercero, pero si ambos juegan como lo han hecho en sus partidos de esta semana muy difícil será. Y otra cosa, los cánticos de 'puta Sevilla' sobran siempre, porque creo que soterradamente van dirigidos a toda la ciudad, por mucho que luego disimulen metiéndose directamente con el SFC (esto más comprensible). Y eso sí que no, con lo bonita que es Sevilla y los buenos recuerdos que me atan a ella. Seguro que ni uno de los enfermos que cantan eso han ido en su vida, ya quisieran ellos...


Porque una cosa es ser de Atleti, que es un equipo internacional, y otra no sentir amor por tu tierra, Andalucía: "La maqueta con la que dios diseñó el mundo" <José Luis Figuereo>



ANEXO: Paul Gascoigne

Verano del 96, la Eurocopa de Inglaterra. Mi primer torneo de selecciones. Tenía 8 años. Partido después de comer, un Inglaterra-Escocia. Los escoceses fallan un penalty y acto seguido ocurre esto:


Con su exquisita ejecución y la celebración de amazo, fue uno de los primeros goles que se me quedaron grabados a fuego, ya que a partir de ahí mi disco duro cerebral comenzó a llenarse de estadísticas inútiles de solo lectura. Nunca se me olvidarán los resultados de partidos antiguos, los goles, dónde estaba en ese instante, pero sin embargo, por ejemplo me cuesta recordar qué comí ayer o cómo arreglé el otro día un error en el trabajo que sé ya solucioné y me vuelve a aparecer.
Paul Gascoigne es un oveja negra, un superclase como pocos, y eso a veces lleva ligado irremisiblemente una vida díscola que puede haber tocado fondo una vez más, dadas las últimas noticias. Para no ser oportunista si le pasa algo grave y la palma, desde aquí mis respetos al gran Gascoigne: uno de los primeros cracks que ví.

Come On GAZZA