jueves, 16 de marzo de 2017

Intensa calma

Sin los sorprendentes desenlaces de algunas eliminatorias, este partido lo hubiéramos afrontado con mucha más tranquilidad. El Barca hizo la diosa de las remontadas, remontó el Borussia sin haber marcado fuera, el Mónaco anoche echó a Guardiola... Los actuales antecedentes de remontada no daban cabida a la relajación, que ya de por sí en este equipo y en esta competición es como poder pagar en un kebab con tarjeta, casi imposible de presenciar. Por otra parte, tampoco tenía nada que ver con el contexto de hace casi exactamente dos años, en aquella infartante eliminatoria.

El partido fue precioso para el espectador. Múltiples ocasiones sin nadie que pusiera el diapasón. Continuas llegadas al área obviando el medio campo como si en éste cobraran peaje. En la primera parte la más clara la tuvo Correa, que mereció el gol en su obligada titularidad. Vaya parada del enmascarado Lenomenal. Los alemanes también se acercaron al área rojiblanca de lo lindo. La mejor vino en el segundo tiempo, tras una Gimenada de las que creía olvidadas ¬¬. Oblak es un hombre tranquilo, así que se disfrazó de Gigante Verde para empequeñecer el arco ¡por tres veces! y así mantener la calma en el Calderón. Sensacional el eslavo, al que el partido de anoche le resultaba sin duda especial. ¿Alguien se acuerda de Tibu? Si Jan hasta habla mejor castellano que él... Fue un partido bonito, que languideció un poco cuando Simeone volvió a hacer la maniobra: esto es, poner a Giménez de pivote. Una muestra de que un 0-0 puede ser bello, las gafas en ciertas mujeres también. Nadie tuvo cojones de batir a los dos grandes porteros de los anoche contendientes. ¿Qué hubiera pasado si nos hubiera enchufado una? Probablemente la zozobra se hubiera apoderado de nuestras almas. No fue así, y vimos por fin un partido sin el cinturón de la presión apretándonos. Al Cholo sí, supongo que no le gustó demasiado el cariz correcalles que tomó el partido. Se hinchó de jugar en el área técnica con su balón invisible y ni siquiera tuvo tiempo de sacar a Torres... No será porque no se lo pidió la gente...

Noble y dignísimo rival el B04, por el que me quito el sombrero con su homenaje al Calderón. Sus principales armas aparte del porterazo fueron Volland y Kampl. ¿Sería la prensa tan pesada con Chicharito si no hubiera jugado en el Madrid? Hablando de innombrables, como nos vuelvan a emparejar con Pili o Mili como los tres años anteriores, me voy a cabrear pero esta vez de verdad... Quiero un puto equipo extranjero en cuartos, aunque vistos los precendentes, no se sabe qué es mejor. Seguimos escribiendo la historia.

2 comentarios:

Tomi Soprano dijo...

Muy buenas, Don Dami. Algunas puntualizaciones, si me lo permite usted:

- Giménez. Mira que me gusta a mi el Uruguayo, pero está empezando a ser demasiado habitual esos putos despistes que tanto nos cuestan o nos han podido costar. Hay que espabilar de una puta vez, querido.

- Aún encantándome Oblak, pero yo siempre me acuerdo y me acordaré de nuestro Erasmus favorito. Siempre en mi corazón (y espero no tener que escribir lo contrario).

- La peña pidió a Cerci, no al Niño (y muy mal hecho, no hay por qué ridiculizar a nadie, y menos vistiendo la rojiblanca).

- Buena gente la del Bayer, si señor.

Y sí. Yo también quiero un equipo extranjero en cuartos. Estoy hasta la polla de jugar la puta copa del Buey.

Un abrazo.

Dami Fernández dijo...

-Me temo que Giménez, al igual que 'coche de choque' Correa lo que no hayan corregido en años con el Cholo no lo van a corregir jamás, lo que no quita que sean dos crack.

-Joder pues yo pensaba que era a Torres... Mal pues. Ese tío no es cojo y nunca se sabe lo llena que puede andar la enfermería. Lo mismo ni se dio por aludido... El día que lo saque marca fijo

... Y ya sabemos el sorteo, y me siento hasta mal por que nos toque el rival menos conocido del bombo, hay que joderse... Tendré que rescatar el articulillo que les iba a dedicar cuando ganaron la Premier. Ojito a los guiris

Abrazo