lunes, 20 de enero de 2014

At. Madrid 1-1 Sevilla FC (J20) - el globo

Costa se peleó con Fazio y con el gol
Este año el Atlético de Madrid está volviendo a cuestionar, aún con mayor intensidad, el asqueroso duopolio en la liga. Pero a pesar de este hecho, y con riesgo de ser egocéntrico en nombre de mi equipo, parece que a veces molesta que esté COLÍDER de la mejor liga del mundo. Que conste que he percibido también el despertar de simpatías que existe en el pueblo llano, incluidos culés y algún que otro merengón despistado. Pero los "no tienen equipo""ya se van a desinflar", y"os lo dije", cuando este equipo está haciendo unos números siderales y simplemente empata dos partidos seguidos, son cuando menos prematuros. No tan deprisa por favor. Estos comentarios también llegan desde colchoneros escépticos, de los que no me encuentro tan lejos, pero de ahí a perder la ilusión por un par de resultados menos buenos... Ayer se empató contra un rival durísimo y en alza, como se pudieron haber perdido puntos en otros partidos de finales ajustados. Alguna vez tendría que ser, alguna vez no habría la suficiente claridad de ideas, alguna vez nos sancionarían un penalty, alguna vez se tiene que dejar de ganar, coño. Quizá este  rapapolvo en el desierto lo esté escribiendo yo un poco pronto, quizá tarde todavía en cobrar sentido, pero ya lo suelto hoy: ni don Juan ni Juanillo; ni antes éramos tan buenos ni ahora tan malos; ni todo es rojo ni todo es blanco, sino rojiblanco. ¿Qué más queremos que haga este equipo?

El gol llegó tras una gran inicio, con las ideas claras ante un Sevilla rezagado desde un once mutilado ofensivamente hablando. Volvió a anotar Villa, me alegro por él, que siempre se mata a correr y apenas goza de ocasiones de gol. ¿Recuerdan el típico córner made in doblete peinando en el primer palo? Pues al menos desde ayer me he percatado de la nueva versión: sacar al segundo palo y ponerla de nuevo en el corazón del área. Ayer Godín y Miranda ejecutaron este lance casi a la perfección, y un gol más de pelota parada. Qué importante es este recurso en el Atleti delineado al milímetro por Diego Pablo y Germán Burgos. No sé cuántos puntos de menos tendríamos sin esos pequeños grandes detalles... 

Villa se reencuentra con el gol
Y es que ayer dijo Simeone que "no se ganó no por el cansancio, sino por detalles", y yo le creo, no como fundamentalista, sino porque ha habido partidos en los que esos detalles se cuidaron y en igualdad de condiciones fuimos más listos que el rival. Ayer en muchas fases del encuentro no fue así. El Sevilla fue mutando poco a poco hasta tener un once muy peligroso, que apenas atacó pero arañó un absurdo penalty. Los nuestros sin embargo, parecían esperar el final del partido desde el inicio del segundo tiempo, así que pasó lo que tenía que pasar. Curioso que hace poco menos de un año nos pitaran el último penal en contra, y fuera ante este mismo equipo. Tras la igualada de Rakitic (casi llega Courtois, pensé que lo paraba), no hubo esa frescura y sangre fría en la que se notan tanto las individualidades de los dos grandes. Nos llevaron al otro fútbol, ese que tan bien manejamos últimamente, pero cuando el rival es el que se repliega en vez de nosotros, ahí la cosa se complica. En mi opinión fue justo empate. Sin excusas aparte, es palpable que el equipo pasa un bache de juego, pero me resisto a creer que no dará más guerra ahí arriba. Hasta yo mismo me he contagiado del ambiente derrotista al escribir...

Si lo para me corro
Para combatir esta zozobra, un dato. Planteémonos esta teoría: si el Atlético gana el resto de partidos de liga y solo pierde los del Madrid y el Barcelona, gana la liga. Siendo así, de momento estamos solo tres puntos por debajo del objetivo cuando se ha pasado el ecuador, porque aunque en total hemos perdido 7 puntos contra otros, hemos ganado en el Bernabéu y empatado al líder (+4). Sigue resultando igual de utópico el hecho de ser campeón, pero esta reflexión nos sitúa mejor en la dimensión de lo que está logrando este equipo: 51 puntos de 60, una puta barbaridad. Y otra cosa, decir que este equipo tiene miedo a las alturas y chorradas similares, con la entereza ganadora mostrada en las finales europeas y nacionales que ha jugado, es cuando menos de risa floja.

Pero esto no para, y ayer viene la Copa ante un Athletic Club. Dos equipos que no se dejan ni hablar de usted en casa. Enésima prueba de fuego en el peor momento, huele a eliminatoria preciosa. Quizá sea hora de dar mayor entrada al fondo de armario, que excepto con Alderweireld, no sabemos si daría la talla o no. Resumiendo, no sé si se pinchará el globo, pero lo que sí sé es que muchos pinchazos tendrá que recibir para tambalearse, de eso no hay duda. De que muchos quijotescos aficionados al fútbol y en especial los atéticos no nos bajamos del mismo, tampoco. 

UPLETI!!!

2 comentarios:

Mario García dijo...

Buen artículo, coincido contigo en echar fuera a los fantasmas que algunos se empeñan en ver.

Ayer al llegar a la oficina todo eran sonrisitas y "van tres veces que podéis poneros líderes y la cagáis". Bueno, a mi eso no me quita el sueño, estamos viendo la mejor temporada de la historia (hasta ahora) del Atleti, disfrutemos.

Un saludo desde Paseo Melancólicos - El Atleti empata con el Sevilla y deja escapar el liderato.

Rinat Rafaé dijo...

El temporadón del Atleti está siendo menuo y en condiciones normales sería ya el campeón (creo recordar que el Depor por ejmplo ganó la liga con 69 puntos) pero en esta liga asquerosa bastante tiene ya con meterse ahí arriba y aguantar el ritmo de dos equipos que se gastan 150 millones al año solo en fichajes.

Espero equivocarme pero al Atleti contra el Sevilla le pasó lo que al propio Sevilla en el 2007, que cuando tenía todo de cara para descolgarse, pinchaba y al final acabó sucumbiendo ante el poderío deportivo/mediático de los jartibles de siempre.

Espero equivocarme, pero aun así los atléticos tenéis que estar bien orgullosos del temporadón de vuestro equipo.

Saludos