viernes, 28 de junio de 2013

España 0[7]-0[6] (Confecup) - La suerte nunca se olvida

¿Qué coño significa la frase del título? La escuché en una serie sevillana (como Don Jesús Navas) bastante recomendable si tienes un sentido del humor extraño como yo. Quizá me gusta tanto porque se presta a múltiples interpretaciones. Yo la uso hoy porque, aunque hay un componente azaroso detrás de cada acción en un partido de fútbol, que es lo que nos suele ocupar en este blog, a veces no es tanta suerte sino sangre fría y capacidad mental lo que hay detrás para poder, como en el caso de anoche, pasar a una final. Pero aún así, la gente sigue abusando del concepto suerte. No jodamos, los penaltys NO son una lotería. Una vez leí una frase de un entrenador argentino que me llamó la atención y coincido totalmente: "Los penaltis son un acto de hombría para el que gana y una lotería para el que pierde". Dependen de la precisión, la capacidad para templar los nervios y ganar ese duelo portero/lanzador. Si hablamos de intuición, creo que también se desarrolla con entrenamiento. También existe un don innato que tienen algunos pero, ¿eso es suerte? Otra cosa es si esta es una manera de ganar y de perder un tanto sádica (pero nunca injusta, los penaltis son como un partido diferente que hay que saber jugar), o una manera de ganar "menos noble o meritoria". De hecho yo en esta ocasión, dado el desarrollo del partido, ni me puse tan nervioso ni me alegré tanto como en otras ocasiones. Ya me acordaré cuando perdamos alguna tanda ya... En cualquier caso hubiera sido una pena haber tenido que usar lamentables argumentos como "Dentro de un año volvemos" o "El que ganase la Confederaciones no gana luego el Mundial" para enfrentarnos de nuevo a Uruguay por el tercer puesto. La probabilidad existe menos de lo que pensaba hasta ahora en este tipo de cosas. Quizá un poco de componente psicológico que condiciona, pero poco más. Para acabar con esta vaga teoría, decir que España ha vencido en sus tres últimas tandas, ante rivales tan temibles a priori en estas lides como Italia y Portugal. No creo que sea coincidencia que la mejor época de la selección coincida con estas victorias. Algo de saber hacer y de mentalidad ganadora habrá ¿no? Eso sí que es una suerte.


Este partido me recordó muchísimo al desarrollo de las semifinales de la anterior Eurocopa, precisamente justo un año después. Ese día, por motivos de trabajo yo estaba solo en un hotel de Wroclaw, viendo el partido a 3000 km de mi casa y de mi amada. Un año después he sufrido cambios tan extraños pero efectivos como los que hizo ayer Mister Potato, que aunque a veces me saque de quicio casi todo le sale bien al mamón. Eso de momento no cambia, y se celebró esa efeméride calcando a la perfección el desarrollo. Sea con el sabor que haya sido, estamos en la final, por fin jugamos ante Brasil, además en una final de un torneo que me ilusionaría bastante ganar, casi lo mismo que otro Mundial, porque ¿cuándo va a tener la selección oportunidad de volver a jugar este evento? ¿Cuándo vamos a volver a ver los brasileños acojonados de enfrentarse a España? Esto no tiene precio, pero no lo termino de valorar como debería. Me pasa también con cosas ajenas al fútbol.

video

Durante el partido, con la suerte de verlo con amigos, me evadí un poco de los nervios y fijación que me caracterizan cuando veo estos encuentros solo. Una buena estrataGema ésta. Hablando de estrategias, el Conde Lecquio Prandelli no es tonto, y ahogó con ese sistema 5-4-1 (en ataque 3-6-1) tan poco utilizado en nuestros días. Mientras Torres y Casillas eran los mejores de España se fueron produciendo transformaciones tan pintorescas como ver a Javi Martínez de falso 5, o de falso 9, o sea como fuere el caso es que en la prórroga, por los cambios o por cansancio rival, España tuvo sus mejores minutos, pero esta partida de Estratego se iba a la muerte súbita...

Qué mítico el estratego...
Reconozco que no dí ni una ni en el resultado ni en los tiradores. "Este lo falla", "Este está cagao"... Los cojones. Eso sí: no dudé de Piqué ni de Ramos. Pero perdón Mata, de ti no me fiaba porque me acordaba de tu lanzamiento en la final de la Champions. Aquilani también me dejó por embustero. Tampoco me fiaba un pelo de Busquets. Vaya sangre fría y que par de cojones de cada uno, y eso que los italianos estaban mentalizados a muerte, nada más que había que ver los lanzamientos y las celebraciones... hasta que cuando me imaginaba a Arbeloa metiendo el penalty decisivo llegó el bueno de Bonucci (y el gran Navas) para desequilibrar la tanda de penaltis mejor lanzada que he visto en mi vida. Los nuestros tuvieron una Fortaleza (nunca mejor dicho) moral enorme. Dejan a una respetabilísima Italia a las puertas de la final y la eliminan por terecera vez en cinco años. No hubiera sido adecuado que un subcampeón y un anfitrión hubieran jugado la final de este torneo de campeones continentales. Qué lejos queda ahora el codazo de Tassotti... Pero aún falta lo más difícil y lo más bonito.

#CutrePhotoShop

Ideas sueltas:
  • Por fin de nuevo!: España no se enfrenta a Brasil en partido oficial desde el año 86, y en amistoso desde el 99. En este partido de los noventa recuerdo cómo compré mi primera camiseta de la selección, relativa a Francia 98, sorprendentemente barata, para descubrir que en ese mismo partido que se jugaba a los pocos días España estrenaba nueva equipación. Pero aún me la pongo. Qué coño! Para ver la final me la voy a poner, rememorando la época de Clemente. Con un par!
Camiseta de España en Francia 98. Preciosa

  • Maracanazo frustrado: viendo el partido Brasil-Uruguay, al que curiosamente le presté más atención incluso que al de los nuestros, me cabían pocas dudas de que los cariocas iban a marcar antes del final. Casualidades por doquier: va el balón del córner surcando el aire, y antes de que remate Paulinho ya pronostico que el desenlace iba a ser algo parecido a lo que pasó en el Bayern-Borussia. Los brasileños lo pondrán difícil, pero tras ver el camino de España no puedo evitar recordar la final de la Euro pasada y la exhibición en una final tras llegar a la misma a regañadientes. Lástima el penalty errado por Forlán. Ojalá este delanterazo pueda dar su penúltimo servicio a su país en el próximo Mundial.
Quién le iba a decir a Paulinho que luego iba a marcar el gol decisivo...
  • Los España-Brasil: distingamos el plano de amistosos, en el que según esta página hemos disputado tres encuentros, con una victoria para cada uno y un empate. En el apartado de duelos oficiales nos hemos enfrentado a ellos en cinco mundiales, con un saldo de una victoria hispana, un empate, y tres derrotas. Cuando España ha jugado contra Brasil en Brasil ha perdido las dos veces: una en el Mundial 1950 (6-1) y otra en un amistoso en 1981 (1-0).
13/11/1999 Vigo (0-0)
El no gol de Míchel en México 86. Brasil ganó 0-1 con gol en offside
  • Óliver crack: sigo de reojo el Mundial sub-20 de Turquía (ya hablaré de esta selección en general), pero sobre todo disfruto viendo el jugadorazo que demuestra ser Óliver. El apellido que porta no es más que otra excusa para afirmar que tiene pinta de ser el siguiente grande que sale de la cantera atlética. Con lo miope que soy, a veces ni distingo quién es quién, pero con el colega éste con solo ver al muñequito mover al balón ya sé de quién se trata. A ver si no lo venden a un Arsenal de la vida antes de disfrutarlo unos años. Confío en que el Cholo, comprensiblemente exasperante a veces en este aspecto, sepa qué hacer con él. Por cierto, Manquillo, otro valor de la cantera rojiblanca, excelente y ofensivo también en lo que he podido ver. Saúl también parece ser titular en la medular y ayer ayudó también para derrotar a la Francia de Kongobia y pasar con 9 de 9 a octavos.

1 comentario:

Jose MME dijo...

Detecto mensajes ocultos en su parrafada dirigidos a un espécimen de género femenino...

Hay una cosa de la tanda que no he leído por ningún sitio. El segundo, tercer y cuarto penalti lo tiran exactamente los mismos lanzadores que el año pasado frente a Portugal, y con idéntico resultado, así que no sé dónde estaba el cague. Qué poca memoria. Los otros dos aquel día fueron Xabi Alonso y Cesc, que no estaban para ésta.

Yo lo mismo desempolvo mi camiseta de España de la Euro96, lo malo es que me está algo prieta ya.

Respecto al sub20 Óliver Torres y Manquillo están que se salen, pero Saúl está siendo bastante intrascendente.