lunes, 15 de abril de 2013

At. Madrid 5-0 Granada (J31) - El partido perfecto

Y no hablo solo del resultado, que también. Para empezar era el Día de los Niños, con lo que me gusta a mí ver a un niño pequeño vestido del Atleti, representando a las nuevas generaciones de este inconmensurable sentimiento. Además el estadio presentaba un aspecto excepcional, acompañado además por esa hora tan futbolera que son las 5 de la tarde.


En el plano futbolístico el equipo no pasó demasiados apuros, y gracias a su contundencia en las dos áreas castigó duramente a un Granada que a pesar del supuesto potencial de su plantilla lo veo por desgracia en segunda. Ojalá me equivoque porque adoro a esa ciudad.

En el once quizá me hubiera gustado ver de inicio a Óliver o Saúl. Más que nada para que los chavales cojan más minutos. Pero si lo pensamos fríamente, con el calendario que se viene era un partido absolutamente clave para seguir atando la Champions por vía directa. Además trabajadores y auténticos profesionales como Raúl García o Cristian Rodríguez también merecen que se confíe en ellos, sean más o menos santos de nuestra, vuestra más bien queridos lectores, devoción, hablo sobre todo del primero.


Coño, fue tan perfecto el partido que ni "sufrí" las tablas iniciales. Y encima me perdí esos minutos por estar comiendo en un sitio de puta madre y aún mejor acompañado (antes, durante y después). Lo dicho, fue poner la tele y ya Diego Costa había anotado a pase de Koke. Aprovecho para decir que no entiendo por qué no le gusta a mucha gente de mediocentro, cuando da mucho más sentido al juego del equipo. Me explico con un testimonio de un amigo mío mediocentro del Antequera CF, que me dijo hace poco más o menos así: "Yo prefiero jugar yo solo de mediocentro, si juego con otro de mis mismas características sufro más cuando empiezan a fallarme las piernas, porque me cuesta más encontrar al mediapunta en largo, que es el que supuestamente tiene más técnica para sacar el balón jugado." Mario y Gabi, sobre todo este último, son más limitados en esa salida de balón, así que no me parece nada mal la solución que escogió Simeone. Para gustos colores. Además el vallecano se salió dando pases de gol. Para mí el mejor fue el que habilitó a Costa para que Falcao marcara el 2-0. Contraataque de libro (de los fueras de juego mal y bien pitados que hable otro). 

Antes ha quedado algo en el aire: si Koke, que es más técnico, jugase atrasado, ¿quién podría entrar por él para mantener la cordura arriba? La respuesta quizá sea nuestro gitanillo Óliver Torres, un niño más, pero que sobre el césped lo vi con un desparpajo envidiable. Confieso que le presté poca atención al partido, pero le marqué un par de detalles de jugador con potencial. Aunque tampoco nos flipemos, a ver qué sale de ahí. De momento el Cholo lo está llevando con mucho mimo, y él sabrá mejor que nadie cuándo está el chaval a tope para estar con los mayores.

Otras notas positivas fueron el gol de RG8, que se lo merecía tras la mala pata (nunca mejor dicho) que tuvo en una ocasión fallada anteriormente. Y más aún el bueno de Filipe, que suele obsequiarnos con melonazos desde la frontal del área cada vez que llega arriba pero esta vez dio con la tecla. Bravo por este pedazo de lateral. También destacar el buen debut de Insúa, que me pareció bastante interesante y ofensivo en lo que lo vi. Y por último que se dejó la portería a cero una vez más. Por si esto fuera poco Falcao anotó dos goles y parece volver a las andadas. Ojalá se guarde contra Madrid y Barça el "modo Europa League contra el Valencia" y nos ayude a ser subcampeones y reyes de Copa. Próxima parada, la Bombonera de Nervión.

PD: Vaya mierda con lo de no saber los horarios, aún estoy esperando a sacar el billete de tren para ver el derbi de liga, y faltan menos de dos semanas. Tiene toda la pinta de que será en sábado porque el Madrid juega las semis de Champions, pero no quiero arriesgarme. Cuanto más tiempo pasa más se encarece.