jueves, 8 de febrero de 2018

Pero ¿dónde lleva la hache Copenhague?

FC Kobenhavn en 1992
1992, España se sitúa en el mapa internacional en clave de eventos tan globales como la Expo de Sevilla y los Juegos Olímpicos de Barcelona. Pero en otro país, de la extensión de Extremadura si le excluimos a Groenlandia de su dominio, también se estaba marcando una muesca en la historia, en este caso exclusivamente en el plano futbolero. ¿Acaso hay otro más importante? Dinamarca fue invitada a última hora a la Euro 92, en lugar de la baneada Yugoslavia, y yendo de convidada de piedra, de cenicienta, de maría, y de todos los eufemismos para definir a un equipo facilón, dejó a todos boquiabiertos hasta proclamarse campeona. Un éxito cuya sorpresa solo puede igualarse a la victoria años más tarde de la selección griega. Pero volvamos a Dinamarca, en concreto a su capital. Ese año, poco días después de ese morrocotudo éxito de la dinamita roja, se constituía en Copenhague un club de nuevo cuño, a la par que se remodelaba el mítico Parken Stadium y, tras un año de transición, la remozada primera división danesa se tornaba en la actual Superliga.


Fundadores del KB Copenhague
El panorama en lo futbolístico en la capital era más variopinto en esa época, teniendo como los dos principales referentes en cuanto a títulos al Kjøbenhavns Boldklub (KB) y el Boldklubben 1903 (B 1903). Como guiño al Atleti de la diosa curiosidad, el KB fue fundado un 26 de abril, mientras que el B 1903, aparte de tener nombre de submarino, lleva ese sufijo numérico debido a su año de fundación. Para los no atléticos, la fecha de nacimiento de nuestro equipo (26/04/1903) la forman la unión de estos dos. ¿Acojona eh? Sigamos, que luego habrá más poltergeist... El B 1903 tenía plaza en primera y 7 ligas le contemplaban; el KB un buen elenco de jugadores y caché en forma de historia, ya que aún a día de hoy es el equipo con más entorchados nacionales (15) y fue uno de los equipos pioneros en la Europa continental. Lamentablemente en esa época no les iba bien, con problemas para profesionalizarse en un país cuyas ligas aún estaban en pañales para ser una nación nórdica. No le iba mejor al B1903, con poca asistencia y tan solo con la fuerza de un sponsor detrás. Ambos veían cómo tiempos pasados fueron mejores mientras que el Brøndby, el grande del área metropolitana, se llevaba casi todos los títulos con permiso del Odense y algún que otro outsider esporádico. El lema de la unión hace la fuerza cobra más sentido que nunca en retrospectiva tras la fusión de los dos clubes mencionados al inicio del párrafo, dando lugar al actual FC Kobenhavn (el Copenhague vamos). Chico background que arrastraba desde el principio con semejantes padres... así en su primera participación se proclamaron campeones de la recién inaugurada Superliga y rompieron la hegemonía del Brøndby, con el que disputan un derbi conocido como el New Firm en un acontecimiento que paraliza la capital.

Pero el FCK, acrónimo comercial del equipo que hoy nos atañe, tuvo que pasar malos tiempos... La primera liga fue un mero espejismo, y aunque alguna participación europea y un par de copas nacionales enjugaban las ansias de éxito a nivel local, tuvieron que esperar hasta la llegada de un contrastado técnico como el inglés Roy Hogdson para volver a ser campeones en 2001. A partir de ahí no han hecho más que consolidar su dominio en Dinamarca, ganando casi todos los campeonatos. Especialmente fértil ha sido y es la época con el noruego Stale Solbakken a los mandos. Puso fin a su carrera como jugador tras un ataque al corazón en el propio FCK, y de 2006 a 2011 y de 2013 hasta la fecha de publicación de esta entrada este personajaco, que se llegó a encarar con Guardiola entre otras declaraciones que te partes la polla con ellas, es el técnico con el récord de partidos dirigiendo al equipo blanco. Porque no lo he dicho, pero esta gente visten de blanco impoluto. Con Solbakken además, fueron capaces de jugar muchas ediciones de la Champions, y en una de ellas llegar a alcanzar los octavos de final. Al dominar con mano de hierro en su país, los leones (løverne), como también se les apoda, juegan competición europea todos los años y su estadio es especialmente difícil. Nuestro Atleti tuvo la ocasión de jugar en él. En la Europa League de 07/08. Cuando volvimos a Europa tras varios años en galeras, existía una extraña fase de grupos de cinco equipos cada una, donde no se jugaba a ida y vuelta. Así que Forlán y compañía fueron a la ciudad de la Sirena a visitar a un ex-atlético como Gronkjaer y ganaron bien, por 0-2, con goles de don Simão Sabrosa y el proscrito Agüero. Me acuerdo de ese partido, cómo pasa el tiempo joder... Ahora volveremos a jugar allí en la misma competición, y no fue en Champions porque nuestros amigos del alma del Qarabag les eliminaron. "Puta Qarabag" en ambos estadios será el cántico común.


Aquí terminaría la versión estándar, sin meter pico y pala en las tripas de la información, pero hay un par de cosillas más. Para empezar, ambos clubes se enfrentaron en balonmano. En 2012 disputaron la final a cuatro de la liga de campeones Balonmano Atlético de Madrid y AG København, que no era otra cosa que la fusión un par de años antes del AG Handbol y ¿adivinan quién? Sí, el FCK Håndbold, efímera sección de balonmano que tuvieron nuestros amigos durante seis años. Les va ese tipo de mezclas a esta gente. Y ese Atleti, fugaz heredero lejano de la extinta sección que antaño tuvimos de este bello deporte, les derrotó en la semifinal que les enfrentó. Y aún hay más... What the fuckFCK? ¿Qué coño os esperabais de este pedazo de blog?

Julen Aginagalde

Porque en la temporada 74/75 el KB, que como hemos dicho es uno de los padres del actual club de la capital danesa, fue nuestro rival en primera ronda de la UEFA, justo después nuestra tragedia de Heysel. Era un equipo amateur en su totalidad, como bien recalca la crónica de la ida, disputada en el día de mi cumpleaños. Nos ganaron 3-2, jugamos con pantalón blanco, y fue un sorpresón. Afortunadamente, en la vuelta en el Calderón no fueron rival, y se les derrotó por un inapelable 4-0 con goles de Irureta por partida doble, Leal y Gárate.


Y ¿qué más puedo contar yo? Pues que una vez me subí para Madrid a ver un derbi yo solo. Estaba en el Retiro haciendo el pollas, y de repente vi a unos guiris jugando a la pelota. Les dije si podía jugar, y aparte de echar un buen rato con el balón de por medio me tiré con ellos toda la tarde hasta que empezó el partido. Eran daneses, de Copenhague precisamente, y también iban a ver el encuentro. Me da que eran doblemente vikingos. Y me dijeron que sí, que eran del FC Kobenhavn, y que allí iban a ver a su equipo y que no veas la que liaban. ¿Cómo? ¿Que no me creéis? Fotaza al canto y que os den!


1 comentario:

Anónimo dijo...

Gana dinero siendo manager de tu propio equipo de futbol. En Goaltycoon podrás dirigir, entrenar, comprar y vender jugadores. Regístrate y estaré para ayudarte a progresar en el juego.

Únete a la Liga de tu pais aquí:https://goo.gl/4wr6Lk